26 febrero 2018

Libertad de expresión y sus interpretaciones


Estoy de acuerdo con la sentencia del Supremo que condena a un rapero que jaleó a ETA (una banda terrorista con un millar de muertos)  y que hizo además chanzas tan graciosas como exhortar a matar al Rey, a afiliados del PP y a Cospedal y Aguirre.
Es seguro que los deudos de las víctimas y los agraviados considerarán la decisión del Alto Tribunal razonable y reparadora. Por el contrario, creo que fue un error retirar la estúpida y provocadora exposición de Sierra en Arco y también me parece que se equivocó la juez que ordenó secuestrar un libro sobre el narcotráfico tras la denuncia de una persona salpicada por el texto.

Tras equiparar su arte al de Picasso, el rapero que tiene tatuado un kalashnikov en el antebrazo y que va a ir a prisión por decir unas barbaridades menos cercanas a una ideología política identificable que a una psicosis tipificable, se ha arriesgado a anunciar que su caso es el signo apocalíptico del fin de las libertades colectivas, basadas al parecer en la defensa del asesinato como método de redención social.

Considero que la confluencia de los tres casos en un mismo día en modo alguno permite concluir que la libertad de expresión esté amenazada en España (de hecho el problema es justamente el contrario: la barra libre para la difamación en las redes sociales).
Por último, parece sectario e irracional culpar al Gobierno de los episodios que han suscitado la controversia, pues no participó en ninguno de ellos.


14 comentarios:

  1. Ese rapero es pura bazofia con ínfulas y no distingue la diferencia entre una hortensia y una anchoa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON AITONA
      Ese comportamiento que citas es propio de iletrados que no han asimilado ninguna idea de nada, ni revolucionaria ni marxista.

      Eliminar
  2. Los periodistos y tertulianos que hablan estos días de "Libertad de Expresión" muestran claramente que son ajenos al conocimiento de lo que es Buen y Mal gusto en la sociedad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ZUBIMENDI
      Efectivamente la libertad de expresión debe de ir pegada al sentido del BUEN GUSTO en la expresión. Lo contrario es atentar contra la sensibilidad de los recipiendarios de las expresiones.

      Eliminar
  3. Que alentar el terrorismo e injurir al Jefe del Estado lo consideren algunos o muchos como parte del derecho a la libertad de expresión, muestra que el país sigue muy dominado por aldeanismos catetos del siglo XIX.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON IÑIGO
      Lo básico para emerger de entre la basura y aparecer en los medios públicos debiera de ser acudir a unos cursos sobre lo que el Liberalismo trajo en contraposición al absolutismo. Respeto al prójimo y a las leyes e instituciones.

      Eliminar
  4. Ese centro al que llaman ARCO se parece al concepto ocidental tradicional de ARTE lo mismo que un gorrión a un elefante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON PEPEC
      Yo consideraba como el colmo del ANTI-ARTE, en el sentido griego del mismo, al Museo Guggenheim Bilbao, pero creo que esos de MADRIL son aún más anti-artísticos.

      Eliminar
  5. Estoy de acuerdo a grandes rasgos con la valoración que se hace de los diversos casos.
    En cuanto a lo del rapero, siempre digo lo mismo en casos similares, yo les enviaba a esos países que a todos se nos ocurren y que, al parecer, tanto gustan a estos tipos a ver si se atrevía a hacer algo parecido enalteciendo a quienes se oponen a sus regímenes y se iban a enterar de lo que es realmente respetar la libertad de expresión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE
      CIERTO. Ese rapero precisa, al igual que cientos de miles de su caterva, una excursión prolongada por esos países en los que ni saben lo que significa LIBERTAD DE EXPRESIÓN.

      Eliminar
  6. Si en vez de decir improperios incitando al odio hacia el rey y apología de E.T.A. Hubiese expuesto lo mismo sobre "mariquis y lesbis"(también libertad de expresión)...el chocho que se hubiera montado por todo el progrerío huera sido de ordago a la mayor. Tenemos el ejemplo del autobús sobre el sexo de los niños (pene vulva). Panda de insidiosos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JUAN CARLOS
      Este país ha sido hasta el siglo XXI tierra de labriegos, salvo en Vasconia y Cataluña, y ese poso de aldeanismo nacional de siglos produce este tipo de bujarras iletrados. Que no distinguen además lo que es injuriar y lo que es camaradería, lo que les convierte en irresponsables. Como lo son la mayoría de los que han terminado ocupando un cargo público.

      Eliminar
  7. Los derechos a ofender y discrepar deben ser defendidos. Otra cosa son amenazas de muerte y apologias de terrorismos varios. La izmierda confunde el culo con las temporas, y asi vamos en este pais.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      El concepto de "libertad de expresión" incluye el de la discrepancia porque sin ella no habría tal libertad. Pero todo lo demás de fruto de lo que comentas : confunden el culo con las témporas.

      Eliminar

Si algún comentarista o lector del bloc lee algo de un tal METAL, hágase a la idea de que es un esquizofrénico analfabeto con vocabulario limitado a CUATRO PALABRAS INSULTANTES.
Por tanto, ni caso.