PERIGORD-Tierra de Foie y Trufas

10 enero 2017

El Consejo de Estado


El ‘caso Trillo’ ha aflorado la existencia de un organismo público (casi 10 millones de presupuesto anual) que sigue funcionando como el viejo Consejo de Castilla del que se siente heredero.
El Consejo de Estado (creado en 1526)  es hoy una institución que responde a otra época. Y no solo por su opacidad y oscurantismo  (sus dictámenes no son públicos de forma inmediata en una sociedad que exige cada día más transparencia), sino porque sus miembros son cooptados como en las viejas dictaduras soviéticas.
Como en la vieja estructura  erigida en los tiempos de la monarquía hispánica que repartía el poder entre castas y territorios.
Algo que explica que el viejo caserón del Palacio de los Consejos, a tiro de piedra del Palacio Real, siga siendo un cementerio de elefantes por el que pululan como sombras chinescas una exvicepresidenta con el sueldo asegurado de por vida habida cuenta del carácter vitalicio de su empleo (Teresa Fernández de la Vega); varios exministros (Romay Beccaría, Landelino Lavilla, Fernando Ledesma, Juan Antonio Ortega y Díaz-Ambrona, JoséMaría Michavila, Ana Palacio, Isabel Tocino); un expresidente del Senado (Juan José Laborda); una exdefensora del Pueblo que solo ha hecho política (María Luisa Cava de Llano); un exjefe de la Casa Real (Alberto Aza); un padre de la Constitución (Miguel Herrero de Miñón); un expresidente del Constitucional (Miguel Rodríguez-Piñero); algún exdiputado socio en el despacho de Miguel Roca (el democristiano Manuel Silva); un exvicepresidente del Poder Judicial (José Luis Manzanares); un expresidente autonómico (Juan Carlos Rodríguez Ibarra) y una filósofa con responsabilidades en la Administración socialista (la filósofa Amelia Valcárcel)

Como si España fuera una monarquía absoluta.


8 comentarios:

  1. Otra de las modalidades sinverguenzas de este país de dar un sueldo por no hacer nada a los que no sirven para otra cosa que firmar papeles hechos por otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON EMILIO.
      Sí, una más de las modalidades de seguir chupando del Estado por moor de ser adictos de un Partido y ya no ser util.

      Eliminar
  2. Viendo estas sinvergüencerías...cómo no les va dar asco a algunos sertirse español y compartir nación con esta panda de canallas. El país hecho unos zorros por culpa de ellos y encima cobrando de la mamandurria. Mientras acojonan a la población pensionista. Cuántos suicidios por su creada situación nos ocultan estos bandoleros???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JUAN CARLOS.
      Como bien dices son una cuadrilla de canallas que ni se sienten nunca aludidos de que se les tache de ello.
      Cualquier día resucitan el CONSEJO DE INDIAS, aquel que regulaba las relaciones con los virreinatos de América, y meten en él a unos cientos más.
      Y luego dicen que el Estado tiene la mayor deuda pública de la historia y que hay que aumentar los impuestos y no subir las pensiones.
      Basura de gentuza en puestos de "mando".

      Eliminar
  3. Son el privilegio dentro de la ya privilegiada casta politica. Son la demostracion de como hay que controlar al estado, y luchar para que tenga el dinero justo y necesario, y ni un euro mas. Son otra camara de enchufados, como el senado, para que los politicos puedan seguir gozando de dineros, privilegios y demas desde el erario, aun cuando el pueblo haya decidido que se vayan a casa.

    Llueve sobre mojado y como de costumbre, huele a putrefacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo que dices se define el tema :"Son otra camara de enchufados, como el senado, para que los politicos puedan seguir gozando de dineros, privilegios y demas desde el erario, aun cuando el pueblo haya decidido que se vayan a casa. "
      Es improbable que este país sea algo diferente de Polonia o Rumanía mientras no se encarcele a unos miles de políticos que han abusado de privilegios, y siguen haciéndolo aunque la gente no tenga capacidad para disponer de una estufa cuando hace frío.

      Eliminar
  4. Nos toman el pelo miserablemente y se descojonan (con perdón) de nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE.
      CIERTO. Se descojonan de todos los vecinos de España, y a carcajada limpia.

      Eliminar