Juana Felisa Isabel culturizándose

08 febrero 2016

Estamos en otra "guerra civil", como es costumbre.

Dragó comenta : ¿Y si recordar la historia, como proponen los partidarios de aplicar ese criterio a lo sucedido en nuestra penúltima guerra civil, y sólo a ella, nos condenase en realidad a repetirla? ¿Será por guerras civiles?
Las púnicas, por ejemplo, que se libraron aquí. La de los suevos y los visigodos. Las de los ocho siglos de Reconquista en las que todos luchaban contra todos (los cristianos contra los moros, los moros contra los cristianos, los cristianos entre sí y los moros entre sus Taifas). La de Isabel y la Beltraneja. La de las Comunidades. La de los moriscos. La de Sucesión del Hechizado convertida ahora en Secesión. Las carlistas. Y, por supuesto, la del 36,

La última, debido a la matraca 'zapaterista' de la memoria histórica, ya ha empezado. Es incruenta, por fortuna, y lo seguirá siendo, a falta de un ejército levantisco, de generalotes de cartuchera en bandolera, de anarquistas o falangistas feroches y de pistoleros en los partidos. Estallar, lo que se dice estallar, no ha estallado, pero ya la tenemos aquí.

Todo esto es consecuencia de que hay una nueva generación entre los 20 y los 35 años que cree que tiene derecho a recibir mucho más sin ameritar nada. A la que no se ha educado en la necesidad de hacer esfuerzos para ganarse el pan cada día. Vuelven a creer en que tienen derecho a una generosa ubre del Estado. Es el nuevo auge del marxismo, como certificó la encuesta del CIS. La realidad de Venezuela no les impedirá soñar con el paraíso.

Según el periodista Maura "Hemos permitido una educación controlada por los socialistas que están empeñados en seguir reivindicando una igualdad perversa. Porque la igualdad de oportunidades es exigible. Todos deben poder tener los mismos derechos de educación básica. Todos deben poder ir a la Universidad si tienen la cabeza necesaria para ello, no sólo si tienen el dinero. 
Pero la igualdad de oportunidades no implica la equiparación de los frutos del esfuerzo de cada uno".
Hay demasiada gente hoy que, trabajando, no llega a fin de mes y observa que muchísimos viven como jeques o mandarines por estar en unas listas de partidos políticos.



8 comentarios:

  1. Estoy seguro que el 8 de julio de 1.936 muchísimos en España pensaban que también estaban en un conflicto sin sangre (bueno, alguna esporádica había), y que aquello no iba a llegar a más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ULTIMO.
      Sin duda. Únicamente los dirigentes gubernamentales del Frente Popular estaban deseando que los militares dieran una asonada para aplastarlos fácilmente. Nunca se imaginaron que aquello iba a durar 3 años.

      Eliminar
  2. Las 3 ultimas frases creo son las que la clavan: la igualdad de oportunidades se confunde con la de resultados, y a la vez, cualquier ciudadano ve como la casta, sin pegar un clavo, a menudo sin estudios ni meritocracia alguna, alcanza cotas de poder y dinero fuera de escala, amen de privilegio claro.

    Esto necesariamente creará el caldo de cultivo actual, sobre todo con la corrupción generalizada y partitocratica que todo lo arrasa, para los Pablemos y otras escorias

    Escorias como IU, que ayer dijeron iban a echar al 60% de su plantilla, pero que luego vende lo que vende, y nos promete que sabra gestionar el erario e impuestos. De traca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO.
      Es que ese Felipismo-Zapaterismo ha traído la mentalidad propia de países como los que los comunistas deseaban : río revuelto para exigir la igualdad de no dar golpe y vivir como terratenientes.
      Y la derecha gobernante ha caído en el ideal leninista : corrupción en todo lo que toca.

      Ese es el terreno en el que los Carrillos y demás colegas aprovecharon para imponer la dictadura más brutal que jamás se puede establecer en los países en que han podido.

      Eliminar
  3. Después de cuarenta años de democracia, en España hay muy pocos demócratas y demasiados ilusos de esos que creen que los años de la II República eran un maná de felicidad y abundancia. El alzamiento vino a derruir aquel paraíso en la tierra, y en estos ochenta años transcurridos, a fuerza de tergiversar y embrutecer la Historia, todo lo que no sea aquel período nefasto es mal visto por el indocumentado votante medio, que no sabe qué vota ni alcanza a distinguir las consecuencias de lo que vota.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP.
      Sin duda es así, tal cual lo comentas. Y para colmo se han creado una creencia religiosas nuevas que son tan sacras como durante siglos las de la Iglesia : las de los nacionalistas catalanes y vascos. Cuando votan lo hacen con el mismo fervor que cuando comulgan ante el cura.
      Para colmo, y abundando en la que dices, se ha llegado a considerar un dogma de fé por las masas votantes que lo contrario de la democracia no son las imposiciones comunistas y socialistas, sino lo que se parezca únicamente a sucesos del Franquismo.
      Prohibir las cabalgatas navideñas y sustituirlas por payasadas, lo mismo con las procesiones de Semana Santa y evitar que haya festejos taurinos se considera el colmo de lo DEMOCRÁTICO.

      Claro que al final resulta que quienes protagonizan todas esta actuaciones son mucho peores que sectarios : son simple y directamente unos ILETRADOS.

      Eliminar
  4. Habrá que hacer como aquel diputado del PRI, que decía"...tengo secretaria, tengo tesorero y, por si las moscas, tengo ya mis fondos en el extranjero".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA.
      Muchísimas más personas de lo que se supone tienen ya sus fondos en el extranjero, especialmente los que tienen mucha pasta.
      Tengo la convicción de que en menos de SEIS MESES vamos a nuevas elecciones y también que el Pepé tendrá que REINVENTARSE con nuevas caras.
      Lo malo de esta película es que los malosos morados cada minuto van avanzando mientras la gente sensata se retira de querer saber nada de política.

      Eliminar