Juana Felisa Isabel culturizándose

17 enero 2015

Papeles para todos y ahí se las arreglen

Unos los querían para mano de obra barata: jornaleros de miseria, chachas dóciles y carne de puticlub. Otros, para adornarse con la media verónica de que las fronteras son fascistas, aquí cabemos todos y maricón el último.El resto miramos a otro lado porque eso no iba con nosotros. A mí, pensábamos, me la trae floja.

Ninguno de nuestros políticos renunció a esos viajes que se montan a costa de nuestra imbecilidad y dinero con el pretexto de estudiar el funcionamiento del metro de Estambul, las posibilidades eólicas de la Gran Muralla, el impacto del mosquito anófeles en el turismo de Cancún o el imprescindible hermanamiento de Tomillar del Rebollo con San Petersburgo. Nadie, en vez de hacer turismo por la patilla, se asomó a Francia, por ejemplo, donde el problema de la inmigración descontrolada y marginal hace tiempo que rechina en toda su crudeza. A aprender de los errores ajenos, y no meter la gamba en los mismos barrizales. Lo que viniese luego importaba un carajo.

Por eso, leyes y normas no respondieron nunca a una política previsora de integración real y educación, planificada con realismo e inteligencia. Cualquier intervención o planificación seria habría sido un acto totalitario y fascista. Y vaya si pasaron. De cualquier manera. Hacinándose en guetos infames, desorientados mientras los explotábamos en español, en catalán, en gallego, en vascuence, en mallorquín, en valenciano, en bable, en farfullo de Villaconejos de la Torda.

Porque no hay gueto bueno, y ciertas convivencias desequilibradas son imposibles. Saturando sistemas poco previsores que no dan más de sí. Creando, también ellos, sus núcleos marginales específicos, sus rencores internos y ajenos. Sus propios problemas.

Ahora mugen vacas flacas y el negocio se va al carajo. De pronto, molestan. Pero ni siquiera así sacamos consecuencias útiles de las señales registradas en otros países que afrontan situaciones parecidas. Y al final pagarán los de siempre.

A cambio, algún día, cuando la desesperación propia y el racismo inevitable empujen a esos desgraciados al extremo, allí donde se sientan fuertes y puedan no sólo sobrevivir, sino defenderse e incluso agredir, arderán barrios enteros. No les quepa duda. Nos ajustarán las cuentas con su cólera desesperada, históricamente justa.

Arturo Perez Reverte



12 comentarios:

  1. ¿Quien ha estado más interesado en promover la inmigración masiva y descontrolada?

    Por un lado los empresarios carroñeros en búsqueda de semiesclavos. Y por otros onegetas para vivir por un lado del cuento (subvenciones) (llegando algunas de estas ONG a falsificar documentos como contratos de trabajo) y por otro para presentarse como el sumun de la bondad (con Esteban Tabarra o SOS cinismo a la cabeza). Pero parece que el "eres un racista" empieza a no tener efecto y la gente empieza a no callarse.

    En este sentido hace unos años se hizo famoso algo llamado Informe Verstrynge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON REPÚBLICA
      Buena aportación de detalles. Efectivamente y empezando por los zurdosos que, como bien comentas, llamaban "racista" a los que tenian la cabeza en su sitio y exigian restricciones a la inmigración, y por otro todos esos empresarios, especialmente agrícolas de Andalucia, que necesitaban mano de obra para varear la aceituna, y estando en esa Comunidad inscritos más de un millón de andaluces en el paro, sin que ninguno aceptara trabajr porque es más cómodo percibir la subvención.

      Eliminar
  2. Exacto República. Ese chantaje emocional... de enseguida emplear la palabra "racísta" ya no cuela...Si no hay papeles,eres ilegal, además no tienes trabajo ni medios para vivir dignamente ni tú ni tu familia...fuera de aquí. Yo creo que eso no es racísmo ni nada parecido ( pués me da igual la raza aunque sean altos y rubios, pero que tampoco la quieren mover). Lo que es racísmo es mantenerlos y cuidarlos sin hacer nada como si fueran plantas. Aquí en Vitoria ya estamos bien servidos en este tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JUAN CALROS
      Estoy de acuerdo con tu comentario a República.
      La cuestión es que al amparo de pretender que esos inmigrantes terminaran votando a sociatas, como era el objetivo inicial, nos llenaron el país de musulmanes esclavizados y muy mal pagados, así como de sudamericanos.

      Y ahora se desentienden de que haya un polvorín a punto de estallar.

      Eliminar
  3. La parte positiva es que quizá por fin haya llegado el momento de hablar claramente y sin eufenismos, tópicos o buenrollismos y abordar de una vez por todas una serie de preguntas que deberían haberse respondido hace más de 15 años.

    ¿Son o no son españoles los inmigrantes establecidos en España? ¿Están o no están por la paz? ¿Quieren o no quieren integrarse? A los musulmanes en España les ha llegado la hora de la verdad y al gobierno, cobarde e irresponsable, también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON REPUBLICA
      Sin duda. Ya no hay tiempo para especulaciones discursivas. Hay que clarificar de una vez por todas qué musulmanes repudian el terrorismo islamista y hasta dónde están dispuestos a cumplir con las costumbres de España, no con las suyas.

      Y del gobierno pepero no esperes que haga nada salvo sacar a la policia y alertar al ejército para que vigilen. Algo que debe de estar sobreentendido tras actuar en el primer sentido que dices : exigir la expulsión inmediata de los inmigrantes que no quieren aceptar nustras costumbres y leyes.

      Eliminar
  4. Aunque el asunto es todavía más complicado, no está mal el diagnóstico de don Arturo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON TRECCE
      Ten en cuenta que este diagnóstico lo hizo Reverte en 2010 y ha acertado de lleno. Y seguirá sucediendo lo que predice : arderán barrios enteros de Europa y España en particular.

      Eliminar
  5. Lo que más me está sorprendiendo es la respuesta de los gobiernos europeos, como si fuera algo nuevo que les cae de sorpresa y que se debe solucionar a toda prisa como si no fuera algo que viene gestándose desde hace más de una década. Por ejemplo que el gobierno francés anuncie que aislará en las prisiones a los islamistas radicales para evitar que fanaticen a otros presos. ¿Por qué no lo han hecho hasta ahora?

    Surgen más preguntas: Muchos de esos islamistas que no se integran y que se enrolan en eso autodenominado estado islámico son hijos o nietos del inmigrante original (para fastidio de le Pen). ¿Que hacemos con estos? Mucho me equivoco o no podemos expulsarlos ni retirarles la nacionalidad porque son españoles de origen y la constitución española lo prohíbe. Pero tampoco se van a integrar nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON REPUBLICA
      Buenas preguntas y creo que las respuestas se hallan en los métodos usados por los yankees con sus inmigrantes sospechosos de violentos. Ya cuando la 2ª Guerra Mundial vigilaron de modo exhaustivo a los americanos de origen japonés, y ahora lo están haciendo con los provenientes de Oriente próximo.

      Eliminar
  6. Copiar el sistema australiano y punto. Con dos pelotas y sin complejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JUAN CARLOS
      Eso es. Tal como dijo hace tiempo el premier australiano : los inmigrantes que quieran integrarse en las costumbres y leyes australianas, serán bien recibidos. Los que no lo intenten, serán expulsados del país.

      Eliminar