Juana Felisa Isabel culturizándose

26 noviembre 2014

Espía malandrín y "maloso"

Esta historia de espías comenzó en 1943, cuando Greenglass entró en el US Army. No necesitó mucho tiempo para ascender, cargo que le permitió acceder a toda la información sensible de Manhattan, el proyecto para el desarrollo de armas atómicas que EEUU compartía con Gran Bretaña y Canadá.

Primero trabajó en una planta dedicada al enriquecimiento de uranio en Oak Ridge, en el estado de Tennessee, y después fue trasladado a un laboratorio de Los Álamos, Nuevo México. Su filiación política no era en absoluto un secreto. Días después de contraer matrimonio con Rutz Printz, ambos accedieron a la Young Comunist League.

Tras una serie de negociaciones con los sovieticos, David Greenglass empezó a transmitir información. Lo hacía a través de un correo en contacto con la URSS o directamente él mismo la pasaba a un oficial soviético que vivía en Nueva York. Fueron varios los documentos con información sensible a los que tuvo acceso la URSS gracias a la labor de Greenglass. Entre ellos, su trabajo con las lentes de implosión en la bomba Trinity o en la Fat Man, lanzada en Nagasaki.

Se sucedieron los hechos que desencadenaron el descubrimiento de Greenglass como agente infiltrado. En 1950 Klaus Fuchs, físico teórico que trabajaba en el laboratorio atómico de Los Álamos, fue sorprendido: él también era un espía soviético infiltrado en la investigación americana sobre el desarrollo de armas atómicas.

Los servicios secretos tiraron de la manta y quedaron a la vista las acciones del matrimonio Greenglass.  Ante la promesa de que su mujer quedaría libre realizó una confesión: involucró a su hermana como una de las responsables al ser ella, según Greenglass, quien transcribía las informaciones.

David Greenglass, condenado a 15 años, sólo cumplió algo más de nueve. La mentira no duró para siempre y en una entrevista concedida al New York Times poco después de salir de prisión y quedar en libertad reconoció que mintió para proteger a su esposa. Aunque ello llevara a la muerte a su hermana en la silla eléctrica.
"Mi esposa es más importante para mí que mi hermana. O mi madre o mi padre, ¿vale? declaró.

BOMBA ATÓMICA LANZADA SOBRE NAGASAKI

14 comentarios:

  1. Siempre he pensado que para ser espia habia que ser bastante cabron. Causas, filias y fobias aparte, se trata de mentir, engañar las 24 horas del dia. Se trata de cometer robos -o cosas peores; se trata de mostrar sangre fria y de traicionar a quien te digan que debes traicionar. Al parecer, no queria demasiado a su hermana; eso, o recibio presiones para que la mujer no soltara mas la lengua, vayan a saber.

    Y de paso, este era un espia al servicio de una sanguinaria dictadura y pavorosa ideologia, pues en fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Aquellos espías de la guerra fría debieron de ser, por lo que hemos leído, bastante cabrones, como dices, y que además se jugaban el tipo permanentemente. Lo cierto es que la hermana de éste era la esposa de un famoso espía :ROSEMBERG, y el matrimonio era muy destacado como los que facilitaron a Stalín los datos del arma atómica.

      Creo que los espias soviéticos eran mucjo mejores que los yankees o que éstos eran unos merluzos porque se les infiltraron hasta en Los Alamos, lugar en donde construían la primera bomba atómica.

      Eliminar
  2. Si queréis disfrutar de estos espías rusos en Norteamérica no os perdáis las dos temporadas de The Americans, IMPRESIONANTE, está ambientada en los primeros años 80 (contra nicaragüense, guerra de las galaxias...).

    Y en cuanto al proyecto Manhattan era una máquina de perder dinero... hasta que se cruzaron los nazis, pero como dijo aquél, esa es otra historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Se agradece la información pero esas series de THE AMERICANS las veís los ilustrados de Complutum y aquí, en zona Apache, no veo la forma de convencer a los de ETB para que sustituyan los aurreskus por esas series

      ¿Cómo te gustan los temas de espias nazis y ruskis, ehhhh?.

      Eliminar
  3. Yo no creo que fueran necesariamente mala gente, sino que tenían los principios éticos trastocados, no hay mayor fe que la del converso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CSC
      Es muy probable que esos espias fueran conversos porque aún pesistía en el Mundo progre la idea de que la Rusia estalinista era un paraiso.

      Lo que no quita para que enviara a su hermana a la silla eléctrica en sustitución de su esposa. Lo que es de imbéciles a todas luces es que los servicios secretos gringos supieran de las afiliaciones a organizaciones comunistas de tipos como éste y los dejaran trabajar en el más secreto de los experimentos que estaban haciendo : crear una bomba de energia nuclear. La primera en el Mundo.

      Eliminar
    2. Al final, nunca sabes el porqué de todo... igual les interesaba que los soviéticos aprendieran también a hacer bombitas de estas y tenernos 50 años con la guerra fría. Como la realidad siempre supera a la ficción, nunca se sabe donde puede llegar el maquiavelismo, aunque como la estupidez y la estulticia son de las pocas cosas infinitas (o al menos demasiado grandes como para medirlas) pues igual fue solo que el agente encargado no se fijó mucho.

      Eliminar
    3. Lo que probablemente sucedía era que algún listo les dijo a los del FBI que les interesaban más los conocimientos científicos de tipos como éste y que no miraran si era o no comunista.

      Sin embargo luego llegó la Era del Manicomio anticomunista en Usa con el senador Mc Carty que acuso de comunista hasta a Charles Chaplin, y la del marinconson de frenopáticoHollywood jefe del FBI, HOOVER.

      En ambas posturas, la de dejar pasar todo, y la de ver comunistas hasta en los actores de Hollywood , actuaron como bobos solemnes los jerifaltes gringos.

      Eliminar
  4. Cabroncete pero sincero...y ¿nadie vio a un tal Fran Nicolasín por allí?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBEL
      Si el Nicolasin hubiera vivido en esa época seguro que hubiera sido el jefe de la KGB de New York.
      Los primeros comunistas ejecutados en Usa fueron el matrimonio ROSSEMBERG, y ella era la hermana del mozo David Greenglass.
      Prepara tus uñas de asesinar que mañana me meto con ANA MATO, agente de la TIA.

      Eliminar
  5. El Hoover y sus amiguitos del FBI estaban en babia, por lo que parece, si se les colaron esos elementos con semejante curriculum. O tal vez fue otra falta de conexión entre los servicios secretos, la CIA y el FBI a la que nos tienen acostumbrados (recordar el fiasco de las torres gemelas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      El animal de bellota que era HOOVER no cayó en la cuenta de que estos científicos de afliación comunista pudieran causar daño por trabajar en Los Alamos. Posiblemente porque ni sabía lo que era el Proyecto Manhatan o creación de arma nuclear.
      La CIA estaba en pañales porque había sido creada durante la segunda Guerra Mundial.

      Eliminar