Juana Felisa Isabel culturizándose

26 agosto 2014

Cenizo suertudo

Reinhold Boyer, un ingeniero austriaco que logró sobrevivir a más de media docena de auténticos desastres en los que perdieron la vida alrededor de un cuarto de millón de personas.

La relación de Boyer, que residió en Madrid durante los últimos años de su vida, con las catástrofes comenzó muy pronto. Según leemos en el blog "República Insólita", tan solo tenía seis años de edad cuando sobrevivió a su primer accidente de ferrocarril, en el que murieron 200 personas.

Apenas dos años después, se salvó del incendio de un teatro vienés en el que murieron 620 personas. El siguiente desastre tuvo lugar cuando Boyer ya había finalizado sus estudios de ingeniería y trabajaba en una mina cercana al Paso de Calais. Un incendio en una de las galerías provocó la muerte de 1.100 mineros.

Dos años después, en 1908, el joven ingeniero salió indemne de un terremoto en Sicilia, en el que murieron 200.000 personas.

TERREMOTO EN SICILIA EN 1908
INCENDIO EN MINA DE CALAIS

Cuatro años más tarde, Reinhold Boyer se vio obligado a suspender un viaje que tenía previsto realizar a Estados Unidos debido a una repentina enfermedad. Corría el mes de abril de 1912 y tenía previsto embarcarse en el Titanic. El transatlántico se hundió tras chocar con un iceberg en su trayecto inaugural, llevándose la vida de 1.517 de las 2.200 personas que viajaban a bordo.
HUNDIMIENTO DE TITANIC-1912

Cuando por fin llegó a América, fue testigo de cómo un fuerte huracán azotaba Miami en 1926, ocasionando 12.000 muertos. Boyer sobrevivió a esta catástrofe, tal y como haría unos años después a una crecida del río Mississippi, que causó varios miles de víctimas más.

Por increíble que parezca, Reinhold Boyer no solo sobrevivió a estas tragedias, sino que a lo largo de su vida sufrió multitud de pequeños accidentes que superó casi sin sufrir ningún rasguño. Por ello, hay quien asegura que este ingeniero austriaco no fue el mayor cenizo del mundo, sino el hombre con más suerte de toda la historia.
Aunque, a juzgar por su azarosa biografía, lo más probable  sea que era el gafe más afortunado que jamás haya vivido.

CRECIDA DEL MISSISSIPPI

8 comentarios:

  1. Es para espantarlo con un matamoscas segun se te acerca.
    Como decían en el señor de los anillos "cuervo de la tempestad, heraldo de infortunios".

    No se si es afortunado o gafe, pero allí donde va, se lia. Menos mal que en la sociedades modernas no creemos en gafes y las paraciencias, sino habria que quemarlo por brujo.

    Voy a buscar madera y gasolina por si sale otro como este.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Como comentas a este señor habría que tenerlo lejos o al menos no ir por donde él iba.

      Lo más parecido al Boyer citado es el Pepe-Lui Zapatero que cuando iba a un campo de futbol siempre perdía su equipo, o cuando decidía ponerse de gala vestía a sus hijas de monstruitos . También creo que era un gafe de tomo y lomo el Piparreche.

      Eliminar
  2. Pues sí que tenía un angel de La Guarda aplicado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Debe de ser eso. Habrá que empezar a creer que algunos tienen ese Angel de la Guarda protector.

      Eliminar
  3. Seguro que tuvo algo que ver con el nacimiento de mi cuñada.
    Habría que hacerles un análisis de ADN porque me temo que van a tener muchos alelos compartidos.
    Un gafe como este no se ha podido ir de este mundo sin dejar en el una catástrofe andante como ella.
    Padre putativo o abuelo pero algo así seguro que es.
    Por cierto que yo no se como puedes mirar al mar en ese contexto, con lo bonito que es el estampado del bikine de la señorita rubia. Prima tuya seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CHAFAS
      Bueno, ahora ya sabes de dónde vienen los genes de tu cuñada y ten mucha precaución en no estar en el mismo sitio que esté ella en ningún momento. Porque puede derrumbarse la catedral de Cuenca y caerte encima sin que a ella ni la roce.

      Lo de "mirando al mar" es muy amplio e incluye el estampado del bikini de mi prima Hortensia.

      Eliminar
  4. Su mayor suerte fue no nacer en la España actual. De esta, querido Javier, no sé si habría salido andando sobre los dos pies. Sea como sea, los hay que nacen con estrella en un mundo de estrellados.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP
      A este austriaco no creo que lo perturbaran ni toda la corte féminas de Pepe Lui ZP y sus mamonadas porque estaba a prueba de lo que cayera.
      Lo peligroso de él era estar cerca suyo porque no se sabe si era un SORTUDO o un gafa que atraía a las CALAMIDADES con su presencia.

      Respecto a tu blog leo siempre tus post y muchas veces no dejo ningún comentario en razón a que utilizas una LITERATURA ( con mayúsculas) muy estilista y elitista, de forma que la formación de párrafos complicados y elegantes literariamente me hacen perderme en el hilo del tema.

      Sin el más mínimo ánimo de molestarte, y por causa de mi aprecio te aconsejo que en un blog uses un lenguaje más "periodístico", dado que la mayoría de los lectores buscan "el argumento conciso y breve en vez de la calidad literaria, que en tí es sobradamente excelente.

      Mis disculpas si con esta anotación te he causado algún tipo de molestia.

      Un abrazo

      Eliminar