VERANO

28 enero 2014

Cementerios sin chinos

Fue en las décadas de los 70 y 80 cuando los chinos irrumpieron con fuerza en España y comenzaron su andadura empresarial, que se tradujo en la creación de más de 1.500 restaurantes asiáticos. No en vano, a día de hoy el de la hostelería no es el único nicho de negocio en que la población china se mueve si no que, en palabras de un tal Canals, la comunidad se ha diversificado y "tiene sus autoescuelas, gestorías e inmobiliarias de habla y clientela china".

Sin embargo, la "desinformación y el hermetismo" que, en opinión del experto, les rodea sobre la ausencia de chinos enterrados en España, la leyenda urbana preconiza historias raras pero tiene su base en el hecho de que los fallecidos son, en la mayoría de los casos, incinerados y enviados a su país para descansar en paz.

Del mismo modo también regresan "a casa" los que se jubilan, "hechos que explican por qué no existen chinos que descansen en nuestros cementerios".

El dinero que ganan no se está reinvirtiendo en la economía española o europea sino que vuelve a China y lo reinvierten allí. Eso demuestra qué tipo de arraigo quieren tener en nuestras sociedades. Están sacando la riqueza y se la están llevando a China.

Según el Instituto Nacional de Estadística, en España existen 180.648 chinos legalmente registrados, de los cuales 94.190 son hombres y 86.458 son mujeres. Por regiones, Madrid y Cataluña registran la mayor concentración (47.274 y 49.120 respectivamente) seguidas de la Comunidad Valenciana (19.899), Andalucía (18.811), Canarias (8.688), Aragón (5.348), El País Vasco (5.252), Castilla y La Mancha (5.115), Baleares (4.619), Castilla y León (3.549), Murcia (3.904), Galicia (2.837), Asturias (1.513), Extremadura (1.504), Navarra (1.349), Cantabria (1.044) y La Rioja (611)


COMERCIO CHINO

12 comentarios:

  1. Se juntan muchos factores con los chinos:

    - Sacan dinero a expuertas, bien legalmente, o muchisimas veces, ilegalmente.
    - Son ajenos a nuestra sociedad. Viven en ella, trabajan -y mucho- en ella, pero son ajenos, no existe ningun tipo-practicamente- de contacto.
    - Con la ayuda muchas veces de nuestros municipios y gobernantes, se saltan A LA TORERA las legislaciones vigentes, haciendo clarisima competencia desleal al resto de comerciantes.
    - Son un segmento nada conflictivo de la poblacion, lo que ayuda en algunas de sus "correrias"

    Yo tengo un doble sentimiento sobre esta gente, porque por un lado respeto su capacidad para trabajar, pero por otro se que nos tangan y roban , y se aprovechan y saltan leyes, porque saben ningun pais quiere enfadar al coloso chino y sus fabricas de produccion barata.

    Por mi parte, intento no comprar nada en los chinos. Ya se que todo está hecho en china, pero por lo menos prefiero que una parte de ese dinero vaya a los comerciantes españoles, y por tanto a nuestra hacienda (ya se q es otro tipo de robo esto..) antes de que salga ese dinero en los pantalones de algun chino, atado en fajos con celo a la pierna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Correctísima perspectiva y valoración de lo que representan los chinos, al menos en este país.
      No obstante, debes de tener en cuenta que, conforme al profesor Loritz, dado que muchisimos de ellos hablan en Batua además de su chino Mandarín, son BASKOS que pueden llegar a ostentar las riendas del Gobierno Vasco a poco que los bildutarras sigan por la ruta de dividirnos en buenos baskos y malos vascos.

      Los chinos que yo conozco de aquí me llaman la atención porque bajo su caparazón de cortesía comercial esconden un complejo de superioridad increíble. Siempre lo han tenido ante el occidental y restantes asiáticos.

      Eliminar
  2. Yo, hace unos días pude ver a un chinopor primera vez en el médico , también pensaba que nunca se ponían enfermos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Es verdad y no había caído en ello : no se les ve por los ambulatorios, al contrario que a los moros que no salen de ellos.
      Tomarán sus hierbas especiales para prevenir todo tipo de enfermedades.

      Eliminar
  3. Son una raza aparte, no se si mejores o peores que nosotros, pero desde luego como bien dices se consideran superiores y para nada integrados en nuestra sociedad; pasan olimpicamente de nosotros, solo nos quieren como clientes, no se ven parejas mixtas, ni alternan, no se dejan en nuestras arcas ni un solo euro de los que ganan.
    A algunos comerciantes de aqui les han enseñado a trabajar, para poder competir con ellos; pero de todas formas siguen sin gustarme.
    Salud
    PD: la prima aunque de amarillito, si que me gusta un montón.

    ResponderEliminar
  4. DON JAIME
    Ya somos varios los que no gustamos de la forma de ser de los chinos. Y veo que también tú has observado que nos tratan como a civilización inferior a ellos y por tanto hacen caso unicamente para lograr sacarnos los euros que puedan, y de ahí para adelante como si queremos irnos al monte a hacer fogatas. Nunca van, como comentas, con nadie occidental o local.

    Me alegro de que a pesar de llevar camisa color chubasquero de pescar, te guste Prima Bar.

    ResponderEliminar
  5. Compruebo que las nuevas generaciones ya gustan de salir e integrarse más que sus ancestros...los chinos tienen algunas muy malas costumbres que aquí alguno ha comentado, pero son muy trabajadores, y listos ya que si hay conflicto es entre ellos y no dan por saco a la sociedad de acogida como tantos otros que yo me sé y viven del cuento y mamonean las ayudas públicas y no paran de dar por saco a todas horas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBELUCA
      Sí, eso es cierto. No dejan nada aquí pero tampoco se aprovechan de subvenciones, servicios públicos como ambulatorios y hospitales, etc. tal cual abusan los moros y similares.
      Incluso, como dices, hay morancos que no dan golpe y todos los miembros de cada familia están subvencionados por uno u otro organismo público.

      Eliminar
  6. No me gusta ninguno de los asiáticos excepto los filipinos. Son los únicos simpáticos quizá por su herencia genética española.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola don Villar.
      La verdad es que los coreanos, chinos, hindués o paquistaniés resultan muy ajenos a nuestro modo de ser y expresarnos.

      Eliminar
  7. Pues a mi me resultan simpáticos esos orientales, no solo porque no dan el coñazo en el centro de salud, como dice Mamuma, sino porque son los primeros comercios que abren y no esperan a que sean las 10 como la mayoría de los demás, que ya está bien que esté todo a cal y canto a media mañana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Y porque no cierran, muchos, ni los domingos ni festivos, y por supuesto nunca al mediodia. Pero como personas no permiten el más mínimo acercamiento amistoso.

      Y sospecho que los horarios que tienen aquí, laborales, son como unas vacaciones en comparación con los que tienen en las fábricas de China.

      Eliminar