VERANO

14 octubre 2013

Tenacidad guerrera

Sobre la batalla gloriosa de Cartagena de Indias ya expuse un post bastante largo en este blog y en el enlace = http://tellagorri.blogspot.com.es/2009/10/el-heroe-manco-tuerto-y-cojo-que.html, pero merece recordar al personaje porque casi ningún país tiene en su Historia a alguien como Don Blas de Lezo.

Para empezar, recuento: Don Blas de Lezo y Olavarrieta, nacido en Pasajes, Guipúzcoa, el 3 de febrero de 1687, fue un marino español que llegaría a Teniente General y que fue, tal vez, el mejor estratega de la Armada Española, dejándose mucho más que la piel en el empeño.

Corajudo como pocos, embarcó con 17 años para su bautismo de fuego en la batalla naval de Vélez-Málaga, en 1704, en la que se dejó una pierna, arrancada de un cañonazo. En 1706 perdió el ojo izquierdo en Tolón cuando una esquirla le dejó tuerto.

Siguió batallando con parche y la pata de palo y a los 26 años, en el asedio de de Barcelona (11 de septiembre de 1714), un disparo de mosquete le dejó manco.

Ni aun así consideró que había dado su medida. En Cartagena de Indias, en 1741, se enfrentó al peor escenario de su vida: con 3.000 soldados no muy expertos y 600 indios flecheros, más la marinería de 6 navíos (su única fuerza naval), venció al almirante Vernon, que llegaba a la ciudad con la mayor flota que el mundo ha conocido (si exceptuamos la del Día D): 195 naves y 30.000 hombres.

Vernon venía en realidad a tomar la ciudad de Cartagena y, con ella el Nuevo Mundo colonizado por la Corona hispana, pero escasamente guardado, como Jorge Juan, otro gran marino español, denunció en aquellos años.

Blas de Lezo salvó la ciudad con pericia y estrategia contra un ejército invencible que tuvo que volver a casa derrotado, al grito de "God damm you, Lezo!".

Desgraciadamente, la animadversión del virrey Eslava  ( un cabroncete modelo Pepiño de Galicia)  tergiversó sus méritos y honores, impidiendo su reconocimiento cuando murió aquel mismo 1741.

Pero Cartagena le dedica calles, barrios y estatuas, le venera como héroe de un modo que España hasta hoy no ha hecho.

ESTATUA EN CARTAGENA DE INDIAS

12 comentarios:

  1. Creo recordar que ahora mismo en Mordor-Madril, enemiga de Euskal-kaskarrias, hay alguna cosa para rememorar al personaje, con maquetas, recreaciones 3f y todo el tinglado. Algo vi por internet y tenia muy buena pinta.

    Cosas de esas que a los vascos de pro no nos interesa, paqué, teniendo la trikitisa y el txistu
    pd: como me gustaría ver esa exposición :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, Señor Ogro: hasta el 13 de enero de 2014 se puede admirar la magnífica exposición monográfica sobre Blas de Lezo en el Museo Naval de Madrid, al ladito del Museo del Prado.

      Aún no he ido, pero le aseguro que no me la perderé.

      Por cierto, Lezo era vasco. De Pasajes.

      O debería decir vizcaíno, que es como se les llamaba a las gentes de allá, aunque el marinero no fuese de Vizcaya.

      Eliminar
    2. SEÑOR OGRO
      Sí, en Maketolandia están exponiendo objetos de Don Blas en conmemoración del personaje y ya era hora.
      Sospecho que al buen ROMERO DE LANDA lo has confundido porque te ha tomado, por tu ironía respecto a los batasunos y peneuveros, como uno de ellos.
      También a mí me gustaría ver esa exposición si de verdad la han creado con gusto y detalle, porque esos de la Meseta de ovejas saben mucho pero ferros y vacas y barcos muy poquito.

      Eliminar
    3. DON ROMERO DE LANDA
      No te asustes con lo que dice el comentarista "Señor Ogro" y yo hago lo mismo con él, ya que ambos nos BURLAMOS de la mentalidad que los nazios de aquí tienen respecto a este tipo de noticias.

      Sí voy a aclararte que, como bien dices, a todos los vascos (guipuzcoanos, alaveses y vizcainos) oficialmente se nos ha denominado como VIZCAÍNOS hasta las Cortes de Cadiz de 1812 en que por primera vez se usó la denominación de "provincias vascongadas".

      Un cordial saludo. No "semos" batasunos ni peneuveros tanto Señor Ogro como el bloguero.

      Eliminar
    4. Bueno, quizás no expresé bien un toque de ironía que yo también quise reflejar.

      No me asusto, no se preocupe, señor Tellagorri, porque conozco bien el blog de Señor Ogro, al que desde hace mucho he ido siguiendo, y del que me encanta ese toque mezcla de ironía mordaz y caústica acidez pero siempre destapando los absurdos del evangelio aranista.

      Un cordial saludo a los dos.

      Eliminar
    5. Vergüenza me da que este auténtico héroe no tenga ni un modesto callejón con su nombre en Madrí.
      En cambio, ¡qué estupenda plaza le dedicaron en Londres al Horacio Nelson los british!
      Imagino las películas que habrían hecho sobre el tema de Cartagena de Indias si Lezo hubiera sido norteamericano.

      Eliminar
    6. Señor SI, BWUANA:

      En efecto, en Madrid ocurría como usted dice: no había ni un puñetero callejón con el nombre de don Blas. Algunas ciudades españolas sí tenían una calle, algunas, pocas, pero la capital no tenía ninguna que le recordase.

      Pero quiero puntualizarle que hoy día sí que existe una vía pública para recordar al marino vasco aunque, eso sí, en las afueras del quinto pino de Madrid.

      Le explico: el día 2 de junio de 2010 se publicaron en el BOAM, el Boletín del Ayuntamiento, los “Acuerdos de la sesión ordinaria del Pleno celebrada el día 28 de abril de 2010″. Ahí puede leerse:

      ""Punto 29. Adoptar un acuerdo del siguiente tenor literal:

      Atribuir los nombres que a continuación se indican a los trazados viarios que correlativamente se describen en el Distrito de Vicálvaro: (…)

      3.- Asignar la denominación de avenida de BLAS DE LEZO, al vial de nueva creación que tiene su inicio en la plaza descrita en el apartado uno y termina en la autopista M-45.""


      Es decir, existe ya, desde hace muy poco, la Avenida Blas de Lezo. Pero hemos de irnos al quinto pino para comprobarlo.
      Un cordial saludo.

      Eliminar
    7. DON BWANA
      Muchísimo mejor que yo le contesta Don ROMERO LANDA y con abundancia de detalles respecto a la ubicación ( cuasi desconocida) de la calle dedicada a Don Blas.
      A esos concejales les exigiría pasar por un examen de Historia de España antes de que aprueben siquiera si la máquina de café del Ayuntamiento va a cobrar 50 ó 70 cts..

      Está claro que la calle Alcalá es intocable pero por ejemplo la calle PRINCIPE podría pasar a denominarse de Blas de Lezo, incluso hasta la Plaza Mayor de Madrid. Para estar al mismo rango que Nelson en Londres.

      Eliminar
  2. El día que olvidemos a nuestros héroes olvidaremos nuestra historia y ya saben lo que eso significa,
    Algún día le escribo un soneto a D. Blas.
    Hay por ahí una novela sobre su vida bastante aceptable, o al menos entretenida (aunque le llama Blas de Leza y no Blas de Lezo).
    A este como a Alcalá Galiano (al que dedicaron un modesto callejón cerca de la sede del PP)había que estudiarles desde la EGB (o como se llame ahora) pero no esperemos algo parecido de tan incultos gobernantes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CHAFACHORRAS
      Cuánta razón llevas en lo de que se vuelva a estudiar Historia en los coles, así como Geografía porque he observado que el gentío si le hablas de Noruega no sabe si está cerca de Pekin o de Almendralejo.

      Hay una larga colección de brillantes marinos casi completamente ignorados, desde Jorge Juan, Churruca, Barceló,Alcala Galiano,Gravina,Mazarredo, los Oquendos, Legazpi y Urdaneta, Malaespina, Juan Lángara, y un larguísmo etc.

      Eliminar
  3. Ja... calles dedicadas a los héroes españoles...
    Si vivieran ustedes en Cataluña, verían la cantidad de calles dedicadas a ellos.
    Ni un miserable callejón en la barriada más corroída por el narcotráfico, oigan.

    Suerte que, a través de la frontera, cada día hay más contrabando de libros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP
      Uséase, que estaís como cuando Franquito que se traían libros de La France para poder leer todos los que estaban prohibido aquí y que eran la mayoría.

      En una oscura zona de la parte vieja barcelonesa descubrí una vez una calleja de dos metros de ancho, sucia y con casas a punto de caer, probablmente habitada por furcias profesionales y que se denominaba "Calle de San Ignacio de Loyola". Joder con la calle dedicada al "preclaro" inventor de los jesuítas.

      Eliminar