09 octubre 2013

El "sesino" policial "Billy el Niño"

Antonio González Pacheco, más conocido como Billy el Niño, de 67 años ahora.
Su aspecto era hasta ahora desconocido pero no así su nombre, muy temido en los años 70 y ahora de vuelta a la actualidad por la orden de detención internacional que la jueza argentina María Servini de Cubrín ha dictado contra él.

Al hombre se le acusa junto a otros tres ex agentes del Estado de infligir torturas salvajes a decenas de opositores al franquismo.

Antonio González Pacheco, a quién se relacionó con los ejecutores de la matanza de los abogados de Atocha, acudía a declarar al juicio y se las arreglaba para que no quedara documento gráfico de su paso por el tribunal.

Forma parte de la leyenda negra de la Historia de España. Dicho eufemísticamente fue considerado el más  duro de los inspectores de la Brigada Político Social, la policía política de Franco, y por eso mereció un personaje en Siete días de enero, la película con la que Juan Antonio Bardem retrató el asesinato de los abogados de Atocha.

En sus años de sádico verdugo, siempre según relato de las presuntas víctimas (en el auto de la jueza Servini hay hasta 13 testimonios que lo señalan como torturador), se desfogaba haciendo demostraciones de kárate entre golpe y golpe. Con estas palabras se lo transmitió a la juez, José María Galante : " Una vez, me tenía esposado al radiador en un despacho de la DGS, llegó, me dio un culatazo y me dijo: “Has tenido el honor de que te pegue un culatazo Billy El Niño”.

Era muy peligroso porque no tenía muchas luces y sí una impunidad absoluta.  No era un funcionario que torturaba, era un torturador compulsivo, disfrutaba haciéndolo: “Te puedo destruir".

Nació el 6 de octubre de 1946 en la localidad cacereña de Aldea del Cano. Del matrimonio han nacido dos hijas: Teresa María González Márquez, 32 años, juez titular del juzgado de instrucción nº 8 de Gavá en Barcelona  y de Silvia María González Márquez, 27 años, también licenciada en Derecho.

Era el más aplicado de los "chicos Conesa", como se conocía a los subordinados del implacable comisario Roberto Conesa  fallecido en 1994, quien llegó a trabajar para el dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo.

Luis Suárez Carrejo, detenido en junio de 1973 cuenta : "Que durante tres días fue golpeado sistemáticamente en diferentes partes del cuerpo, con especial ensañamiento en las plantas de los pies, tanto con porras como con periódicos o revistas enrollados. Que los golpes, además de ser muy dolorosos, tenían la ventaja (para los torturadores) de que dejaban huellas menos evidentes que en otras partes del cuerpo… Que entre los interrogadores recuerda especialmente al llamado Billy el Niño, ya famoso entre la izquierda y fácilmente identificable por su personalidad retorcida, y que identificó porque él mismo se jactaba de ser quien era".

Miguel Ángel Gómez Álvarez, detenido en mayo de 1973: "Billy el Niño me dio la mayor paliza que he recibido en mi vida, creí que efectivamente me iba a matar. Creo que fue esa noche cuando me llevaron a la enfermería, para que el médico me hiciera un reconocimiento, tenía los pies tan inflamados que no podía ni calzarme, tenían que transportarme en volandas".
PACO LOBATON ES TESTIGO DE ESTA IMÁGENES

Todos los procesos que González Pacheco tenía pendientes se sobreseyeron al beneficiarse en 1977 de la Ley de Amnistía. La democracia supuso la expiación de las culpas y el cerrojazo de la BPS, pero ni mucho menos el fin de la carrera ni de la leyenda de Billy el Niño. En 1977 fue trasladado a la Brigada Central de Información, siempre como segundo del mencionado Conesa. "No tiene amigos, es un lobo solitario y sus técnicas no las ha aprendido en los libros, aunque ha tenido un buen maestro, el superagente Roberto Conesa", decía de él en julio de ese año la revista Cambio 16.

Un periodista va mucho más allá: "Al ser protagonista de aquellos sucesos, es una de las pocas fuentes directas aún vivas de muchos de los llamados agujeros negros de la Transición: la formación del Frap, la creación de los Grapo, los asesinatos de los abogados laboralistas de la calle Atocha, el secuestro y liberación de Antonio Mª Oriol y Urquijo y del general Villaescusa. Si a Billy el Niño le diera por hablar y contar todo lo que sabe, todavía podía hacer temblar a muchos de los mitos de nuestra Santa Transición. No creo que lo haga porque sigue siendo un hombre de Estado".

Su biografía dice que de la Brigada Central de Información es trasladado a la Brigada Antiterrorista. En esta etapa será vinculado a la guerra sucia contra ETA y llamado a declarar por la Audiencia Nacional por atentados en Francia de ATE (Antiterrorismo ETA) y BVE (Batallón Vasco Español).

La hemeroteca da cuenta, por ejemplo, de que poco antes de las primeras elecciones Generales del 1 de marzo de 1979, González Pacheco es desarmado en la céntrica calle de Alberto Aguilera, en Madrid, por un policía nacional. Pistola en mano, presuntamente había golpeado a una señora en la nariz.

En 1984, Billy el Niño pide la excedencia del Cuerpo Nacional de Policía para dedicarse a actividades privadas. Y es contratado como jefe de seguridad de la antigua fábrica de Barreiros en Villaverde (Madrid).

Huye de la prensa más que de la Justicia. Porque la orden de detención internacional contra él no tiene muchos visos de prosperar a corto plazo.Eso sí, que tenga cuidado Billy el Niño con inscribirse en algún maratón fuera de España porque en cuanto salga de nuestras fronteras podría ser detenido.

A. Ortiz


8 comentarios:

  1. Menudo tipo, un torturador con placa, lo peor de lo peor.

    Me llama la atención el momento de cargar contra él. ¿Porque ahora?..¿ha tenido que morir Carrillo para que esta sensibilidad aflore? ¿habrá otros motivos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Buena pregunta = ¿Estaban esperando a que se muriera "Carnicero Carrillo" para demandar a estos miserables torturadores del franquismo?

      Yo recuerdo de los años del franquismo que sí se hablaba de este bestia pero no en los diarios, sino en revistas como Cambio-16 y en Interviú que entonces traía reportajes políticos serios.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Era y es, porque vive, un cacho CABRÓN de los de ser encerrados de por vida con sus iguales los de la Gestapo germana.

      Eliminar
  3. Exijo su captura YA y que se den la misma prisa en coger al hijoputa de Josu Ternera, a ver si vamos a ser diligentes para algunas cosas y descuidados para otras. Y luego dicen que si fachas u hostias, que si nos encendemos, pero este cabrón estuvo en la comisión de DDHH del parlamenteo vasco... ya te digo yo que según vuestro criterio me habría puesto a su altura porque a mí me matan a algún familiar y me llevo alguno por delante.

    No seré yo quien defienda a este tipo pero como él los ha habido, los hay y los habrá, no se ha hecho aquí pero sería muy fácil dar por hecho que toda la policía franquista (así denominada porque fue contemporánea de Franco lógicamente) se comportaba así.

    Y repito, a mi padre no se lo llevaron nunca a darle una mano de hostias, por algo sería.

    Qué curioso, aquí el inútil de ZP se dedicaba a la memoria histórica y allí, la Bótox más de lo mismo, podían mirar al futuro y trabajar algo.

    Una pregunta Tella, y no es por tocar los cojones, si a éste le encerramos toda su vida por lo que hizo, y siempre manteniendo una estricta y pulcra proporcionalidad ¿no habría que aplicar la pena de muerte a los etarras?

    Y ahora me voy a comer, a reponer fuerzas para aguantar la que me va a caer...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Facilísima la solución a tu planteamiento : te la da DON CHAFACHORAS = a la carcel con ambos, y al primero que le se coja, pues ya se sabe en donde habita y orina, a adentro y a buscar al otro para hacer lo "mesmo".

      Respecto a las penas para etarras prefiero la modalidad gringa de CADENA PERPETUA sin revisión de ninguna clase.

      Eliminar
  4. Estoy de acuerdo con Isra, a la cárcel con ambos.
    pero si éste está localizado, a la cárcel YA, y a buscar al otro que ninguno merece vivir libre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON CHAFACHORRAS
      También yo estoy de acuerdo con esa propuesta : Al trullo a ambos y como se sabe en dónde está uno primero al policia y luego al etarra. Y tirando la llave de la celda por las excavaciones cuaternarias de Atapuerca en Burgos. De donde no tenía que haber salido nunca.

      Eliminar