22 septiembre 2013

Pegado a la purpurina como lapa a la roca.

En su día, el presidente de EEUU, Ronald Reagan, cedió, temporalmente, el poder, en julio de 1985, durante... siete horas a su vicepresidente, para operarse de un cáncer de colon. Otro presidente norteamericano, George Bush lo hizo durante... ¡dos horas y quince minutos!, tiempo que duró una colonoscopia que requirió anestesia general también, para extirparle unos pólipos benignos.

Aquí, en España, el jefe del Estado estuvo ausente la última vez, por anestesia, cinco horas, durante las que España no tuvo rey.

El 19 de julio de 1974, cuando Franco ingresó en el hospital que llevaba su nombre como consecuencia de una flebitis, dispuso que, en aplicación de la ley, se efectuase la transmisión de poderes y que el príncipe Juan Carlos asumiera, transitoriamente, la jefatura del Estado.

Mellado se hace eco de los run-runes que han circulado en Faceboock y Twyter y dice  :"Lo peor era que don Juan Carlos tenía cáncer y por eso se traían un médico de la clínica Mayo de EEUU. El bulo corrió el viernes de boca en boca por España. Lo mejor es que sólo tiene una infección en la cadera izquierda. Que tiene que operarse por sexta vez en dos años para reemplazar la prótesis (o por séptima vez, si esta intervención se realiza en dos actos).
¿Cuál es la capacidad de resistencia psicológica de una persona de 75 años sometida tantas veces al trauma del quirófano, de las ucis, de los corticoides, de los analgésicos, de dos pasos adelante y uno para atrás como sucede en los episodios quirúrgicos traumatológicos? De hecho, sus huesos son de pelargón. No siempre lo peor es cierto, pero sucede.

Sería dramático (para él) que el Bourbon quedara en silla de ruedas, tocado física y psicológicamente. Por otra parte si fuera consecuente, como Jefe de Estado y de las Fuerzas Armadas, debería elegir un hospital público: el militar Gómez Ulla o la Paz. Y, de paso, abdicar e irse con Corinna a un balneario en el Caribe o en Indonesia.

Esta opinión última nada tiene que ver con la de el Cayo de la hoz y el martillo, aunque coincidan. Pero el comunista cree que con irse éste se acaba la saga de Borbones.

Recuerdo que él, el Borbón, se quejaba de cuando Franquito revivía y le volvía a quitar la temporal Jefatura de Estado. Suceso que se repitió varias veces.

"El rey no abdicará jamás"(Peñafiel dixit).


 


 

15 comentarios:

  1. La Constitucion de los USA, si no es perfecta, casi lo es y tiene resuelto muchos de los casos posibles con un automatismo y sentido práctico que para si quisiera la nuestra.
    Dicen algunos expertos que nuestra Constitución aunque preve la Regencia la considera prácticamente irreversible por lo que dificulta su proclamación con ciertas y severas condiciones; al propio tiempo remite a una Ley fundamental que desarrolle este grave asunto y que al parecer no se ha promulgado todavía.
    En mi modesta opinión creo que no estamos en necesidad de meternos en ese lío dado que la enfermedad de SM siendo grave no parece que lo justifique.
    Todo ello con independencia de la opinión que se tenga sobre la forma de Estado y la forma de abordar su cambio pacífico y democrático que desde luego no coincide con ese sujeto comunista que citas ni tampoco con la de esa señora de Bilbao tan oportunista como demagoga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON F.J. de C.
      A mí entender y desde la perspectiva jurídica no se precisa aplicar ninguna LEY DE REGENCIA a los efectos de ceder los poderes de la Jefatura del Estado, provisional o definitivamente.

      Franco usaba la LEY DE SUCESIÓN que tampoco hablaba de regencias, sino que podía ceder sus poderes en caso " de enfermedad, invalidez o fallecimiento" a quien había designado como "Principe de España" y sucesor suyo. Y cuando se sentía mejor, anulaba la tal cesión y asumía los plenos poderes de nuevo.

      Por otra parte tampoco hay ninguna ley de Huelga pero se convocan varias cada año.
      En ningún país suficientemente civilizado puede estar la JEFATURA DEL ESTADO en situación de vacante ni por minutos. Alguien se responsabiliza de sus funciones aunque sea por horas.

      Por tanto, no hablo de cambios de régimen ni de sistema. Simplemente de la responsabilidad que no cumple el titular que ostenta la más alta representación estatal, al no ceder sus FUNCIONES a quien corresponda en tanto se halle incapacitado para ejercerlas.

      Eliminar
  2. Mucha gente cree que los poderosos lo son en un afán de seguir haciendo dinero. No es así. El dinero claro es importante, y bien que se lo procuran, pero la adicción al poder no viene creo yo de esa faceta, sino de la notoriedad y del propio concepto de poder. Saberse por encima, y saber que lo saben. Yo creo que mucha gente que toca poder se hace adicta al mismo, y el Rey creo es un ejemplo.

    No solo falta constantemente al pueblo español con sus salidas fuera de tono y momento, es que todos sabemos ha abusado de su poder. Es que está faltando a su propio hijo, salvo que el Rey sepa algo que desconozcamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Esa es la realidad y la auténtica clave, la que comentas diciendo :"Saberse por encima y saber que lo saben. Adicción al Poder .

      Lleva, como dices, ya muchos años no cumpliendo con sus obligaciones de cargo institucional porque siempre está de juerga en alguna parte. Es todo lo contrario que su "prima" Elizabeth o reina de Gran Bretaña, Canada, Australia y Nueva Zelanda. La cual le dará mucho al gin pero publicamente es intachable en sus funciones.

      Eliminar
  3. Creo que Juan Carlos I tendría que abdicar. Dejar paso a su hijo y, si tiene una pizca de decencia, someterse a la Justicia... pero peco de iluso.
    Lo que sí tengo claro es que, con este proceder, el Rey no cesa en su empeño por denigrar y hacer daño a la Institución, amén de España.
    Porque imaginen la consecuencia de este empecinamiento... Imagine que el Borbón muere y, a prisa y corriendo, tienen que hacer eso que tanto miedo parece darles.
    ¿Serán capaces, o será la puntilla a la Monarquía?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON HEREP
      Como comentas, de entrada es un tipo que ha envilecido a la Institución que representa por sus golferías.

      Y los que ahora le aconsejen que no addique ni que CEDA temporalmente sus atribuciones, mal favor están haciendo a la estabilidad del país. Si se muriera en el quirófano, como bien dices, tendrían que verselas con las prisas por un lado y con los anti-monárquicos por el otro y tendriamos montada otra idiotez habitual de estas tierras.

      Lo de hacerle pasar ante los ropones, ni lo sueñes.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Que dejamos de verlo haciendo el indio bravo. Y eso ya es algo.

      Eliminar
  5. Me da pena la chiquita del bolso de Buiton, se le ve triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Prima Celita va triste porque Isra no la quiere ni ver.

      Eliminar
  6. Indignado Tella, estoy indignado, llegar y ver que se ha marchado mi prima, así sin avisar, como que no, no es de recibo, y encima hablando del borbón.

    Demasiadas señales que anuncian el fin del mundo... me voy a por unos croisantitos y un café antes de que acabe todo esto como el rosario de la Aurora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      Bien, bien, ruego os sosegueís y dejemos reposar la indignación en copa tallada de cristal para que se esfume.
      Ten en cuenta las cualidades de Prima Celita : calza un 48 y en dos pasos llega a cualquier parte.

      Eliminar
  7. Los únicos reyes que me gustan son los de la baraja. Es más, si juego al poker, incluso prefiero un as.

    Los pies de Prima Celita ya los había captado, así como el precios pantalón que la adorna, pero no pensaba que calzara un 48. ¡Vaya mozuela!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Eso mismo decía FARUK, rey de Egipto, cuando lo echaron.

      Lo de la etiqueta del precio no lo había observado aunque algo raro veía.en prima Celita.

      Eliminar
    2. No se le escapa una, Don Javier; omite uno (por error involuntario de visual y dedo) una modesta "O" y me saca una etiqueta. ¡Qué bochorno!

      Eliminar