30 julio 2012

Pueblos "descolocados"

Son caprichos de la Historia. Pocos madrileños saben que tienen un pedazo de su Comunidad en Soria, y pocos zaragozanos que las tierras de su provincia rodean dos trozos de Navarra.

Según Ramón Carnicer en nuestro país existen 26.

Dehesa de la Cepeda es un enclave del municipio madrileño de Santa María de la Alameda en la provincia de Segovia. Es una zona de difícil acceso dedicada a la ganadería que el municipio segoviano de El Espinar reclama, infructuosamente, desde hace tiempo. Santa María de la Alameda perteneció a Segovia hasta 1833, cuando pasó a formar parte de Madrid.

Se desconoce el origen exacto de la separación de la Dehesa de tierras de la actual Castilla y León y su inclusión en la provincia madrileña, pero podría encontrarse en la desamortización de Mendizábal del siglo XIX. Se cree que las tierras de la Dehesa de la Cepeda fueron subastadas y adquiridas por los Sainz de Baranda, familia de quien fue el primer alcalde de Madrid, que prefirieron ligar el futuro de la finca que ocupa el lugar al de la provincia madrileña.

Rincón de Ademuz no es un enclave en sentido estricto, es un territorio de Valencia separado del resto de la provincia que limita con Cuenca y Teruel, que lo encierran a modo de sandwich. Es el mayor en superficie que hay en España, 370 kilómetros cuadrados en los que viven casi tres millares de personas. Constituye una comarca que reúne siete municipios.

Pedro II de Aragón conquistó a los musulmanes el territorio en 1210, y su hijo Jaime I el Conquistador lo incorporó al Reino de Valencia. Hoy, la Diputación de Teruel y el Gobierno de Aragón reclaman el territorio.

Villaverde de Trucíos es un municipio cántabro enclavado en la comarca vizcaína de Las Encartaciones. En una veintena de kilómetros cuadrados viven casi 400 habitantes. En 1440, Pedro Fernández de Velasco, conde de Haro, compró por 500.000 maravedíes el territorio, que de esta manera comenzaba su separación del Señorío de Vizcaya, al que pertenecía la comarca de Las Encartaciones. Con la división provincial de 1833, Villaverde de Trucíos se integró en la nueva provincia de Santander.

La Puebla de Arganzón-Treviño es un enclave burgalés en Álava formado por dos municipios: el Condado de Treviño, de 260 kilómetros cuadrados y millar y medio de habitantes, y La Puebla de Arganzón, donde medio millar de habitantes viven en 19 kilómetros cuadrados.

Uno de cada siete treviñeses es bilingüe y habla vascuence, además de castellano. Sancho VI el Sabio de Navarra fundó Treviño en 1161, pero tras caer derrotado frente a Alfonso VIII de Castilla el lugar pasó a manos de esta corona. En 1646 los treviñeses pidieron formar parte de la Juntas Generales de Álava, pero la división provincial de Javier de Burgos de 1833 asignó el lugar a la provincia de Burgos.

Desde entonces, han sido muchos los intentos del enclave por pasar a pertenecer a Álava, pero la Junta de Castilla y León y la Diputación de Burgos se oponen al ingreso de Treviño en la provincia vasca, donde todas las fuerzas políticas, desde el PP hasta la izquierda abertzale, lo defienden. Hoy, en el Ayuntamiento del Condado de Treviño, de los nueve concejales uno es del PNV y otro de Bildu.

Petilla de Aragón es un municipio navarro perteneciente a la merindad de Sangüesa que está enclavado en la provincia de Zaragoza. Tiene una población de una veintena de habitantes y una superficie de 27 kilómetros cuadrados. Allí nació el Premio Nobel de Medicina Santiago Ramón y Cajal.

Según Florencio Idoate en Rincones de la historia navarra, "a cambio de 20.000 maravedíes de oro empeñó el rey de Aragón (Pedro II) a favor del de Navarra (Sancho el Fuerte) los castillos y villas de Petilla, Peña, Escuo y Gallur.  Al no devolver dicha cantidad en el plazo fijado,  dichos lugares pasaron definitivamente a poder de Sancho el Fuerte".

Petilla ha sido navarra desde entonces.

En el Rosellón francés Llivia pertenece a la comarca gerundense de la Baja Cerdaña, pero está rodeada por tierra francesa.
Este pueblo de los Pirineos tiene algo más de un millar y medio de habitantes y casi 13 kilómetros cuadrados. Pertenecía a la Alta Cerdaña, pero quedó rodeada por territorio francés tras el Tratado o Paz de los Pirineos de 1659, por el que la corona española cedió a la francesa el Rosellón, región histórica que forma gran parte de lo que hoy es el departamento de los Pirineos Orientales.

Un año después de la firma de aquel acuerdo, en 1660, el Tratado de Llivia dibujó las fronteras entre los reinos, dejando al pueblo gerundense enclavado en el otro lado de la frontera. Uno de sus monumentos más conocidos es la Farmacia Esteve, de comienzos del siglo XV y una de las más antiguas de toda Europa.


8 comentarios:

  1. Solo conocía Ademuz y el Condado de Treviño. No sé aún por qué bando me decidiré si hay guerra entre Valencia y su corona de Aragón.

    De "cacao maravillao"...:))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Hay que tomar bando. En España están mal vistos los que no pertenecen a algún bando en todo. Pareciera que todos semos descendientes de Lancelot y sus compas de TORNEOS.

      Yo por ejemplo soy feroz hincha del Numancia ( de Soria) que merecería jugar la Liga de Campeones.

      Eliminar
  2. Buena parte de mi familia es de Treviño y conozco el tema de primera mano. Si bien las generaciones mas jóvenes ya han sido trepanadas en las ikastolas vitorianas, no tengo tan claro que la gente de allí tengan ganas de ser vascos; alaveses igual si, pero vascos...

    Yo creo que sí debería ser Alava, por simple lógica, cercanía y situación real: escuelas, hospitales y resto de servicios.

    Dicho esto, me asquea como los nacionalistas sueltan sus habituales charlotadas identitarias, me repugna como intentan que "trebiñu" sea "de toda la vida".. no lo soporto, y a la que puedo les suelto lo de "trebiño burgos da", a ver si logro que le salga a alguno una úlcera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Es un buen modo de crearles úlceras gástricas a los polikarpianos eso de recordarles lo de "Trebiño burgos da".

      En sí, como dices, sería muchísimo más cómodo para los treviñeses ser parte de Alava por razón de servicios. Y creo que lo mismo o parecido sucede con Oyón, pero a la inversa, que está a 5 kms de Logroño pero pertenece a Alava y Vitoria les queda a 60 kms. De hecho ya ha habido follones a cuenta de ambulatorios y hospitales con la Comunidad Riojana.

      En donde existen auténticas barbaridades de límites geográficos es en municipios guipuzcoanos en donde muchos pueblos se meten en la mitad del municipio del otro, zonas totalmente rodeadas por tierras de los otros municipios.

      Eliminar
  3. Eso se debe al problema de la descolonización del Imperio, y al igual que sucedió con los negritos ha pasado aquí (eso de lanzar líneas fronterizas como quien se rasca las pelotas una tarde de mayo trae consecuencias).

    Yo sí que soy de un bando Tella, ya lo sabes, de los fachas, jajajaja, y todo esto se soluciona con me´todos expeditivos, eliminamos provincias, eliminamos CCAA y todos madrileños.

    Creo que algo parecido a tu post les expican a los moromierda marroquíes, y que tienen una parte de su país en Uropa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      No, no, tu bando es el de ELVIS PRESLEY aplicado a los ruídos, a la gastronomóa, al furbo, a la política, a lo laboral y a lo lúdico.

      La cuestión viene tal como explicas pero en la división administrativa en PROVINCIAS y REGIONES que hicieron los constituyentes de las CORTES DE CADIZ en 1812. Aquellos sí que tiraron de compases y escuadras. Además esos dos instrumentos son símbolos masónicos y ellos lo eran la mayoría.
      Dicen que en por aquellos tiempos quiso Franquito hacer masón y no le dejaron.

      Eliminar