VERANO

02 julio 2012

Bonjour tristesse

Desde que se conoció el escándalo, nuevos datos conforman un guión de cine: el obispo la casó pese a estar enamorado de ella; hace meses, divorciada ya, consumaron dos semanas de placer en México. Pero tras las fotos puede haber una maniobra de un clérigo enemigo .

"Bonyour tristesse" es el título de la primera novela de Françoise Sagan, escrita a los 18 años de edad, y que es un festival de hedonismo, champán, amor y playas. Muy adecuado título para este real asunto de ahora.
                                                     .....................................
Viejos amores imposibles, apellidos de alta alcurnia, escándalos que envuelven hoteles de lujo y fotografías comprometedoras, conspiraciones vaticanas. La historia del obispo argentino Fernando María Bargalló y la que fuera, o es, su amante, la empresaria y amiga de la infancia María de las Victorias Teresa Martínez Bo, contiene todos los ingredientes de una película de amor e intrigas que todavía tiene por escribir la palabra fin.

La vida de Fernando Bargalló saltó por los aires el 19 de junio pasado, cuando el canal de noticias América 24 mostró unas comprometedoras fotografías que lo mostraban abrazado a una mujer en una playa de exuberancia caribeña. Sería el principio del fulgurante fin de una prometedora carrera que, a sus 57 años, lo había convertido en el prelado mejor situado para suceder a Jorge Bergoglio en el Arzobispado de Buenos Aires, la diócesis más importante del país.

Bargalló era, además, presidente de Cáritas para la región latinoamericana y encabezaba la diócesis de Merlo-Moreno, en la provincia de Buenos Aires. La mujer rubia y elegante que lo acompañaba en el agua era Mariví Martínez Bo, 56 años, divorciada y madre de tres hijos, originaria de San Isidro, una de las localidades más chic de la zona norte del conurbano bonaerense.

Las fotografías en biquini muestran un cuerpo más propio de una mujer veinte años más joven, pulido a fuerza de gimnasio y dieta o cirugía, como tantas otras señoras rubias de mediana edad que pasean por Palermo y Recoleta. Se sabe de ella que regenta con éxito un coqueto restaurante llamado Jolie Bistró, ubicado en el próspero barrio porteño de Belgrano, al que se mudó Mariví tras su separación del médico Ricardo César Mastai, responsable de la unidad de trasplantes de órganos del Hospital Alemán de Buenos Aires y aficionado a jugar al rugby.

Se sabe también que el Jolie Bistró cuenta en su carta con platos mediterráneos concebidos por el chef Fabián Tafel, que también trabaja para el restaurante de comida afrodisíaca Te Mataré Ramírez. Tal vez el dato no aporte mucho al caso, pero cualquier periodista se relame al escribir "afrodisíaco" y "obispo" en el mismo párrafo.

Poco más se sabe de Mariví Martínez Bo, desaparecida tras la marejada. Si acaso que horas después de que saltara el escándalo, se replegó en un prudente silencio en el que la acompañan familiares, amigos e incluso sus empleados del Jolie Bistró.

En medio de tanta indefinición, la contundencia incontestable de las fotografías: una pareja que se abraza en el mar, a la que se intuye feliz y cómplice en medio de un paraje inaccesible para la mayoría de los bolsillos argentinos. Él abriéndole un pareo; ella echándole el brazo por el hombro y señalando con la otra mano un horizonte que entonces creían sin peligro. una lujosa luna de miel

Según el pormenorizado relato de los hechos, a mediados de enero de 2011, Mariví y el obispo Fernando se embarcarían desde el aeropuerto bonaerense de Ezeiza en aviones diferentes rumbo a México.  Los amantes se encontraron en Miami para viajar juntos a la Bahía de Huatulco, en el estado de Oaxaca; concretamente, a la Villa Balnearia, un paraíso de palmeras, aguas cálidas y arena blanca en la costa del Pacífico. Allí se alojaron en un hotel boutique llamado Casa Bichú que, según se ha resaltado estos días, se recomienda a las parejas por sus románticas habitaciones con jacuzzi, vistas al mar y cuentas de entre 300 y 500 dólares la noche.

En todo momento, cuentan las crónicas, se alojaron en complejos hoteleros de lujo y no se privaron de nada: buena comida regada con vinos caros, pesca y snorkel, cigarros habanos... Los pormenores del lujo del viaje transformaron el morbo en indignación para muchos fieles que consideran aquellos resorts caribeños demasiado ostentosos para ser compatibles con el voto de pobreza.

No ayuda que el prelado en cuestión presidiera la institución católica consagrada a luchar contra la pobreza. Cáritas Latinoamérica, por cierto, tuvo que salir al ruedo apenas se aireó el escándalo para aclarar que Bargalló no tenía acceso a las cuentas de la organización y, por lo tanto, no podía haber malversado fondos para pagarse las vacaciones.

La prensa zanjó el debate recordando que los dos amantes vienen de buena familia y tienen recursos de sobra para disfrutar de una luna de miel secreta, máxime cuando el obispo acababa de recibir la herencia de su madre, la artista plástica María Matilde Beade, fallecida en 2008.

Desde luego, la historia parece salida de un guión de Hollywood plagado de excesos. Bargalló fue el sacerdote que casó a Mariví y Ricardo. Pero la relación se remonta muy atrás en el tiempo. Relatan las páginas de crónica social que Fernando y Mariví se conocieron muy jóvenes en sus veraneos en la sierra de la provincia argentina de Córdoba, en La Cumbre, un tradicional lugar de descanso reservado a la alta aristocracia.

Pero la tradicional y próspera familia Bargalló ya había escogido para Fernando, uno entre 10 hermanos, el camino de los hábitos. Y él no desoyó aquellos consejos. Cuentan que Fernando y Mariví siguieron viéndose. Tal vez, exceptuando aquella aventura mexicana, mantuvieron una relación de recatada amistad. Quizá el hecho de que el obispo Bargalló casase a Mariví y Ricardo fue apenas una ironía del destino.

Pero el ser humano es, antes que ninguna otra cosa, un contador de historias, y poco importa la verdad si de lo que se trata es de contar la mejor historia. Porque, si la historia tiene todos los ingredientes de una novela de éxito, la conspiración no podía faltar.

Según la teoría que ha circulado entre la prensa argentina, la posibilidad de que Bargalló se convirtiera en el próximo arzobispo de Buenos Aires, no era vista con buenos ojos por el intendente de Merlo, Raúl Othacehe, con quien el prelado mantenía una relación tensa. Bargalló también se habría ganado enemistades políticas por su pertenencia al Club de San Isidro, una corriente formada por un centenar de obispos que surgió en los años 80, como un ala centrista en medio de una Iglesia muy conservadora.

De lo que no cabe duda es de que si alguien se molestó en hacer seguir a la pareja hasta México, sacarle fotos comprometedoras y guardarlas hasta encontrar el momento oportuno para airearlas un año y medio después, era porque quería perjudicar a alguien. Y tampoco hay dudas de que, si lo que pretendían era acabar con la prometedora carrera eclesiástica de Bargalló, lo han conseguido, o al menos eso parece.

 Varios obispos correntinos, mostraron su inquietud por la "falta de prudencia" de Monseñor Bargalló; algunos sacerdotes dijeron sentirse molestos por la severidad con la que el obispo se había manifestado en sus sermones contra los clérigos que incumplen el celibato.

El prelado debió de comprender que no tenía cómo escapar y terminó reconociendo la aventura y presentando su renuncia ante el Papa. Benedicto XVI resolvió el caso esta misma semana con una inusitada rapidez: el 26 de junio.

En el camino, el siempre latente debate sobre la obligatoriedad del celibato para los clérigos volvía a colocarse encima de la mesa.

NOTA
No me meto con las creencias de nadie pero pienso que ya es hora de que ese celibato clerical sea anulado por ser una demostrada hipocresía, y que causa unicamente escándalos en vez de normalizar la vida religiosa.




19 comentarios:

  1. Sin entrar en disquisiciones teológicas sobre el celibato considero que algo debería reformarse sobre esta cuestión máxime teniendo en cuenta que no afecta substancialmente al ambito de las verdades fundamentales de la Iglesia y es una cuestión meramente de disciplina canónica, simplemente no lo entiendo.Entrando en la anécdota del caso del monseñor argentino tiene toda la pinta de una vendetta, similar en ciertos aspectos a la que ha llevado a nuestro Divar a dimitir;el monseñor parece que solamente ha disfrutado de unas vacaciones de amor y lujo y que algún alma caritativa ha perseguido y fotografiado a la feliz pareja con el propósito, conseguido, de cargarse al mitrado, al que le ha volado la mitra.Para mi, es mucho mas miserable y sucia la acción de los espias delatores que la de los amantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON F.J.EUGENIO
      Sin duda, es un caso de envidia o de trepadores en busca de plaza "liberada", etc., porque los hechos son de hace año y medio y se han publicado las fotos ahora.

      Probablemente existan muchos factores de por medio como la propia alcurnia dineraria familiar del interfecto, además de una bonita plaza de Arzobispado de Buenos Aires como bocado exquisito a usurpar.

      Fíjate en la frase del Vaticano al respecto y sobre el fondo del tema :"FALTA DE PRUDENCIA" del monseñor. Es decir que el hecho en sí de romper el celibato no tiene importancia, sino el de que NO HA TENIDO CUIDADO EN SABER TAPARLO DEBIDAMENTE.

      Tanta hipocresía al respecto destruye cualquier buen concepto que se tenga de los jefes de ese Monseñor.

      Eliminar
  2. El celibato no tiene nada que ver con la iglesia. Creced y multiplicaos, tiene que ver con un momento histórico, de desmadre absoluto y porque los curas repartían los bienes de las iglesias entre los hijos dejando las parroquias, diócesis e incluso en vaticano sin un chavo. Por eso se impuso el celibato y no por cuestiones teológicas, si no, de pura conveniencia económica y para evitar escándalos. Ahora es al revés y lo que provoca los escándalos y algún caso de sexo desviado es precisamente el celibato. El problema es que si permiten a los curas casarse, entonces tendrían que dar su brazo a torcer sobre el divorcio y los anticonceptivos y claro. ¡Ah no hijo, no, eso no!.
    Pues claro, eso convertiría a la iglesia católica en una iglesia protestante mas. El negocio no interesa por eso. Como todos los obispos empiecen a darle tralla a la lengua y se gasten la tela en paparazzi esto sera un sin vivir para los ensotanados y mitrados tanto los de bajos como los altos vuelos y no digo más.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROBERT
      Estoy totalemente de acuerdo con todo lo que comentas, con todo porque es así la cuestión, y todo lo demás es la habitual HIPOCRESIA curial vaticanista.
      Posiblemente no haya un sólo caso de alto cargo eclesial, salvo si pasa de los 80 años, que no tenga relaciones sexuales habituales en su vida eclesiástica, pero lo hacen con la "PRUDENCIA NECESARIA" para que nadie se entere.
      Efectivamente la causa siempre proviene del Derecho Sucesorio romano que posibilitaba que el cura dejara a sus hijos los bienes de su parroquia, y que de hecho sucedía. Hoy bien podrían regularlo de forma que, al igual que un Notario cuando se va de una Notaría no puede dejar la misma a su familia sino que a quien le corresponda por turno de antiguedad siendo Notario, pero prefieren no dejarse torcer el brazo, como dices, con los temas colaterales de divorcios, permisividad de condones, etc.

      Sí, como hablen los otros obispos y cardenales de lo que saben no se salva nadie, pero hay que seguir conservando las FORMAS.

      Desde que se inventaron los conventos no ha dejado de haber dentro de ellos nunca sexo de variado signo. Y es que la mujer y el hombre son animales sexuales y la castración total de todos es imposible.

      A mí me solia hacer gracia los relatos de levitaciones y éxtasis que se daban en los conventos españoles de los siglos XVI y XVII, y que los mostraban como ejemplos de dedicación a la divinidad, y cualquier memo sabe que eran orgías sexuales bien organizadas con capellán incluído. Incluso hubo una pandemia de sucesos en muchísimos conventos a la vez y terminaron con la denominación de "Las Iluminadas".
      Tócate las meninjes.

      También debieran de estar prohibidos esos conventos cerrados porque son huertas de lesbianismo, homosexualidad, masturbación y todo lo que se quiera añadir. Desde los tiempos de Safo de Lesbos y sus chicas.

      Creo que los clásicos españoles ya hablaban y mucho de estas cuestiones a pesar de la Inquisición, y es muy divertida la autobiografía del buen Arcipreste de Hita con su Libro del Buen Amor.

      Eliminar
  3. Simplemente era contrario a la mafia Kirchndakbdfhb (o como cojones se escriba el apellido de esa golfa) y sacaron el "escándalo", y a más a más, lo del celibato ya no se lo cree nadie.

    ¡que bonita historia de amor para comenzar la mañana! a la altura de Mogambo o Lo que el viento se llevó, aunque puede parecerse más a Brokeback Mountain... por eso de haber tanta falda por medio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ISRA
      No creo que vayas descaminado al señalar a la Viuda del Birojo mayor de Las Pampas y sus cuates como causantes de este follón de malandrines espías con cámaras y prensa.

      Es una historia bella y de peli de las que hacen llorar a las damas muy "sensibles o emocionales". Y más, como comentas con genialidad, "habiendo tanta FALDA de por medio".

      Ya ves que aquí también damos novelas rosas a lo venezolano, porque todos esos payasos de Moncloa y aledaños aburren hasta a las vaquiñas de Lugo.

      Eliminar
  4. Vaya movidas tan extrañas. Si me molesta algo es ese predicar una cosa y practicar la contraria. Bajo esa sotana late un político, puaj.

    Yo no estoy en contra del celibato. La iglesia es un ente donde entra quien quiere a sabiendas de sus normas. Y además si alguien no está a gusto, se puede ir cuando quiera.

    Es una cosa que se estila mucho, decirle a la iglesia como debe ser; que si debe ser moderna, que si debe ponerse al día, que si.. Curiosamente se le dice que tiene que parecerse a una sociedad que en general, y perdón por la extrapolación (injusta por tanto), es una puñetera mierda servil como nunca lo ha sido a los poderes fácticos y mediáticos.

    Si la iglesia, en un debate interno, sereno, con fundamentos teológicos y racionales, decide eliminar el celibato, bien, será su decisión. ¿Hay curas que tienen relaciones sexuales a escondidas?, sin duda, ¿y?. ¿No hay curas que roban?, ¿no hay curas que..?. Es NORMAL, son seres humanos y como en cualquier profesión o en cualquier grupo humano, tenemos de todo. Ahora bien, yo no creo que sean una mayoría ni siquiera un grupo importante.

    Dado que hay tanta gente con queridas, no se poque no se pide la "legalizacion" de tener 2 o 3 queridas, como los franceses. A ver que dicen las parientas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SEÑOR OGRO
      Me parece bien tu alegato a favor de las normas religiosas pero habrás observado que he tratado el tema con exquisita distancia a las acusaciones.
      Basicamente este hecho refrenda la hipocresia que engendra una prohibición como esa en seres hormonados y que jamás ha sido cumplida por mucho que quieras engañarte a tí mismo o prefieras cerrar los ojos.

      Las altas autoridades vaticanas casi nunca se meten a corregir o sancionar las infracciones susodichas porque no hay nadie que pueda tirar la primera piedra, siempre y cuando SE MANTENGA UNA PRUDENCIA NECESARIA para no ser conocidas.

      Eliminar
    2. Bien Don Javier, ¿pero se da cuenta que este último párrafo es perfectamente aplicable a casi cualquier institución humana?.

      Eliminar
  5. Supongo que habran más fotografías de la pareja porque, de lo contrario, no sé cómo han podido identificar a los amantes. Por lo que se ve en la foto, podría ser el mismísimo Sr. Botín, el Sr. Bono sin peluca o cualquier otro caballero afectado de alopecia. En cuanto a la señora, a ver quién me dice que no es la Shakira.
    Son ganas de meterse a enredar con los pobres curas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON BWANA
      Hay cientos de fotos de la pareja, e incluso en Google las puede ver escribiendo el nombre del obispo. Pero no era cuestión de sacarlas aquí para que no me tachen de "anticlerical", vocación exclusiva de progres que han sido seminaristas antes.

      Y como Ud. y un servidor semos sólo ACLERICALES no gustamos de montar escándalos extra.

      Lo cierto es que ni Botín ni Bono tienen clase para ir a esas playas exclusivas a donde han ido esta pareja.

      Eliminar
  6. Es algo que algunos no entendemos. Podrían ejercer perfectamente su magisterio estando casados. Además así podrían dar ejemplo a la comunidad de vida familiar. Son cabezones y retrógrados en ese aspecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON GEORGE
      Das en el clavo : son cabezones y retrógrados en el tema los del Vaticano, y más a sabiendas de que cuanto más rango tienen los purpurados mejor se lo montan.

      Ahí están los clérigos cristianos de otras religiones que sí están casados y tienen familias y son ejemplares e incluso van de misioneros a lugares en donde los cuecen a la brasa en calderos.

      Eliminar
  7. Los pecados de la cintura hacia abajo siempre estan muy mal vistos en la Iglesia y en casi todos los estamentos sociales, parece que no queremos verlos, por que todos sabemos que existen.
    En la Iglesia católica el celibato no es una opción, es una obligación, que la mayoría no lo cumplan no exime a nadie de su cumplimiento.
    Que despues de un estudio realizado en el seno de la Iglesia, se decide que no sea obligatorio, me parecería bien; dejar de cumplir con unas obligaciones libremente aceptadas por los mismos religiosos no me parece lo adecuado; cada uno debe ser consecuente con lo aceptado.
    Los mayores pecados que puede cometer un sacerdote no son los de la carne, eso lo sabemos todos, pero estan mal vistos.
    De lo que no tengo ninguna duda es de que ha sido una venganza de alguno al que el señor obispo ha molestado, o que pensó en él como posible candidato a ocupar una plaza que desea.
    Al obispo en cuestión alguien le debiera explicar que el ser humano es capaz de matar y hacer las mayores barbaridades a la luz del día y en público, pero que para hacer el amor se esconde; incomprensible, pero cierto.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON JAIME
      Esa opción, la del celibato, es una imposición y por tanto de obligado cumplimiento para los sacerdotes, pero que como comentas casi nadie la cumple de verdad. Se usan artimañas de toda índole para DISIMULAR pero ya poca importancia le da la sociedad al hecho en sí.

      Hasta no hace mucho en las aldeas, especialmente gallegas y castellanas, existía la institución de la BARRAGANA o la puta del cura, con pleno conocimiento de los habitantes y de los obispos.

      Cuanto más alta es la jerarquía del clérigo mayor refinamiento en la ocultación pero a veces les falla como el caso del cardenal arzobispo de París que murió de un infarto en una casa de putas muy conocida.

      Estas cosas no les suceden a los clérigos de religiones luteranas o anglicanas porque regularon con inteligencia el matrimonio de los clérigos y la existencia de familias a su cargo.

      Es una majadería a estas alturas en que todo se sabe al instante mantener una obligación cuya infracción es de inmediato conocida en el Mundo.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. DON MAMUNA
      Lo que no tiene es sentido alguno. Es lo mismo que si exigieran alimentarse de productos vegetarianos a los curas.

      Eliminar
  9. Existen otras teorías sobre el origen del celibato, por ejemplo, la que mantiene que en la época de Jesús, él eligió a sus "pescadores de hombres" pero que ello exigía desplazamientos largos que desaconsejaban el tener una familia; esta teoría no explica porqué los pescadores no podían tener amantes y la respuesta es siempre la misma:La dedicación a la llamada de Dios por encima de todas las cosas.

    Sin embargo, eso no es nada lógico porque si un sacerdote es un aficcionado y, francamente partidario, del chuletón de Ávila (y puede pagárselo) esto no lo aleja de Dios, tampoco si es aficcionado a otros placeres de la vida como montar a caballo o navegar. En cualquier caso esto afectaría al voto de pobreza que tan poquitos cumplen..

    No puedo comprender el celibato, lo mire por donde lo mire, no somos peores que un caballo o un buen filete. Esto huele a vendetta, a envidia cochina y a mala baba y explica lo del consejo de prudencia porque en el fondo nadie crée que estar con una mujer sea nada malo, pero suena hipócrita. Deberían quitarlo, quizá deberíamos ser todos simplemente cristianos puesto que las divisiones de la Iglesia a lo largo de la historia poco o nada han tenido que ver con Dios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Muy bien, sí señora, racional y coherente, sin ñoñerías.

      Lo cierto es que la instauración del celibato es en tiempos relativamente modernos porque en los primeros tiempos no existía, es más de época medieval por razones económicas o patrimoniales.

      En cualquier caso esos hombres sotanados a las mujeres os han considerado siempre como semilla del mal, lo que demuestra sus complejos y cerramientos mentales de vidas en conventos. La mayor parte de los historiadores creen que proviene de que aquellos sacerdotes anteriores a la prohibición legaban los bienes parroquiales a sus hijos con el consiguiente conflicto para los obispos.

      Pero tras tantos siglos siguen erre que erre en su cabezonada los del Vaticano y hacen el ridículo porque es sabido que una gran mayoría de purpurados han vivido siempre con sus queridas ( y viven), y que en las aldeas la barragana era institución socialmente admitida y permitida como normal.

      Lo del obispo argentino huele, como bien comentas, a envidias, intrigas y zancadillas de algún o algunos oportunistas.

      Y sí, esas prohibiciones y otras nunca han renido nada que ver con divinidad alguna. Son aldeanadas que perduran por inmovilismo curial. Si Juan XXIII hubiera vivido más años hubiera terminado aboliendo todas esas tontadas medievales.

      Eliminar