28 mayo 2009

Los HUNOS y los HOTROS


Este título es una copia de frases de Don Miguel de Unamuno, que sabía muy bien de qué hablaba y que conocía aún mejor al gentío de este "especial" país, de gentes tendentes a imponer sus`particulares miopías, y usando siempre la exageración y la manipulación.

La izquierda dominante, aunque siempre hay excepciones, es claramente antiliberal. Lo hemos podido comprobar, una vez más, con motivo de la grave crisis económica que fue ocultada, reiteradamente, por el Gobierno de Zapatero. Han sido repetidas las intervenciones de altos cargos socialistas, como la Vice-Presidenta De la Vega o José Blanco, atacando, superficialmente y con tópicos, a la economía de mercado.

Han dicho que la ‘mano invisible’ nos había llevado al caos, pero la mano visible del Estado nos devolvería al buen camino. También han hablado de ‘capitalismo salvaje’ y de ‘capitalismo sin reglas’. Esta sarta de majaderías (las reglas son consustanciales al capitalismo) no se dicen porque sí. La izquierda dominante controla, en su gran mayoría, los medios de comunicación. La mayoría de periodistas son ‘progres’. Por tanto, la mayoría de ciudadanos escucha, habitualmente, ese tipo de declaraciones. No todo el mundo tiene tiempo, ganas y conocimientos para saber que son una sarta de despropósitos.

Photobucket

¿Cuál es el objetivo de las declaraciones económicas antes mencionadas? Hacer creer a la opinión pública que la crisis, ¡al fin reconocida! es responsabilidad de Bush, el perverso americano. Pero no es el exclusivo culpable. Su maldad se inscribe en el liberalismo sin escrúpulos y el capitalismo salvaje. Ya saben, la codicia malsana de los ricos. El mensaje es que el gobierno socialista se ocupará de los débiles y de los desheredados. ¡A pesar de que han utilizado los ahorros de los ciudadanos para tapar los agujeros y satisfacer las deudas y descubiertos de los propios bancos y cajas.

Pero este odio contra el liberalismo no es de ahora. El ya fallecido Vázquez Montalbán, escribió que el liberalismo es la sociedad del despilfarro y del simulacro, activada por la depredación de los recursos naturales y la venta del aparato económico del país a las multinacionales. El escritor Saramago también va por la misma senda. ¡Y no son los únicos! Ramonet, Galeano y un largo etcétera de intelectuales y artistas comprometidos denuncian la maldad del capitalismo. ¡Qué horror! ¿Cómo podemos vivir entre tanta basura? ¡Revolución, ya!
Photobucket

Nuestro Presidente ha dicho, de forma repetida, que el liberalismo nos da un vergonzoso espectáculo de desigualdad, de cultura de la ganancia individual, que socava la cultura de lo público. No está mal. O sea, amantes de la tribu. Allí no hay ganancia individual y todo es público. Hasta la ropa interior. Pero ¿lo dirá en serio?


Los dislates van in crescendo con el ilustre camarada Gaspar Llamazares. Equipara los fundamentalistas islámicos a los liberales (a los que llama ‘talibanes’) porque al ser fundamentalistas del mercado, han contribuido a crear desorden, inseguridad y riesgo.
¿Para qué dicen estas falsedades? Para intervenir más, para mandar más, para manejar más dinero, para succionar más al contribuyente. Y aumentar su poder discrecional. Por nuestro bien, naturalmente.

¿Y la derecha? En general, acomplejada. ¡Cuidado! Que no digan que somos franquistas. No digáis ‘España’, o decirlo bajito. ¡Esa bandera, más pequeña! Y así. Lastimoso proceder de graves y perniciosos efectos. Con el añadido de que vivimos bajo una injusta y absurda ley electoral. Por si no bastara, sus beneficiarios, los nacionalistas, han hecho gala de una sistemática y desvergonzada deslealtad constitucional. Aderezada con toda suerte de mentiras, que la cohorte de mediáticos subvencionados ha repetido hasta la saciedad. Su fin, negar la evidencia, construir su país y deconstruir España. Con nuestro dinero. ¡Hay que ser tontos!

Photobucket

El Partido Popular es un partido, partido. Entre aquellos que no tienen principios (o hacen como que los tienen porque les basta la gestión y el consenso), y los que los tienen. Estos últimos están fuera, o en el cuarto oscuro. Caso de María San Gil y los que, como ella, mantienen la decencia política. No hablaré del pesoe. Me basta con decir que es, todavía, peor. Hablaré del pepé.

Hay demasiados ejemplos que muestran la ausencia de firmeza y dignidad políticas del actual Partido Popular. El caso, antes mencionado, de María San Gil es sintomático. Fue vergonzosa la actuación de Soria, el político canario y de Mariano Rajoy. Se quiso hacer ver que María San Gil estaba desquiciada o estaba pasada de moda. O sea, fuera de la realidad. Luego se dijo que se mantendrían los principios de siempre. Ya se ve. Luego Mariano trataba de evitarla. Todo penoso.

Es normal. La gente políticamente decente molesta. Pone en evidencia a los demás. Veamos el caso UPN. Rajoy permite que el funambulista Sanz chulee al Partido Popular. Le tome el pelo públicamente. La reacción de Rajoy es suspender relaciones. ¡Qué miedo! Y el funambulista se crece y amenaza. Y Rajoy se calla. Que lo diga Cospedal. Rajoy se atreve a hablar cuando los micrófonos están cerrados. ¿Es esta la imagen de un líder que debería ser alternativa de gobierno y que debe transmitir confianza a sus votantes?

Photobucket

Los dirigentes del Partido Popular actúan como si viviéramos momentos normales. Pero no es así. Ni política, ni económicamente vivimos momentos normales. Vivimos una situación excepcional, en el ámbito político, con el paulatino debilitamiento del Estado y la disgregación en taifas, y en el ámbito económico, con la grave crisis que, según el Gobierno, no existía más que en las mentes antipatrióticas. Si los dirigentes populares no se han enterado es que no merecen dirigir el Partido Popular. Si se han enterado y no actúan en consecuencia, tampoco.

Un partido político que pretende ser alternativa de gobierno tiene que mostrar a los ciudadanos un programa para salir de la crisis económica y política, con claridad y firmeza. No basta con hablar del precio de la leche. Hay que ser creíbles y dar confianza a los ciudadanos. Y no estar acomplejados ante la prepotencia socialista.

Photobucket


El mercado, además de asignar más eficientemente los recursos que las otras alternativas, es un complejo conjunto de relaciones que personas libres llevan a cabo dentro de una estructura jurídico-política.

¿Cualquier estructura jurídico-política?

No. Si las personas tienen que relacionarse libremente tienen que ser libres. Tiene que haber normas que protejan la propiedad privada y que den seguridad jurídica a los ciudadanos y tiene que haber normas que garanticen la igualdad ante la ley. A estas y otras cosas se le suele llamar Estado de Derecho.

Por tanto, el habitat natural del mercado es el Estado de Derecho. Además, el llamado juego del mercado no es un juego de suma cero sino de suma positiva. Es decir, si jugamos a las cartas, lo que yo gano lo pierde mi oponente. Pero esto no sucede en la economía de mercado, a pesar de las afirmaciones (usualmente de izquierdas) de que unos son ricos porque otros son pobres.

Sorprende a los ignorantes la cita que afirma que el mercado es bueno, no porque nos haga más dichosos o prósperos sino porque nos permite ser libres. Porque la libertad (y la libertad económica es una de sus importantes manifestaciones) también fomenta la felicidad y la prosperidad.

¿Acaso la ausencia de libertad facilita la felicidad? Por supuesto que no.

Y lo mismo sucede con la prosperidad aunque no todos vean la respuesta con la misma claridad. Pero sí. Los países más pobres van de la mano de la ausencia de libertad, una propiedad privada en precario, escasas o nulas garantías jurídicas y fuerte intervencionismo estatal. O sea, la libertad no garantiza pero sí facilita y fomenta la prosperidad económica.

Photobucket


Los hechos son tozudos. El desarrollo material del último medio siglo ha permitido que se haya liberado de la pobreza a más de 3.000 millones (tres mil millones) de seres humanos. No tiene parangón en la historia de la humanidad. A su vez, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo confirma que la pobreza ha disminuido más en los últimos cincuenta años, a nivel mundial, que en los 500 (quinientos) años anteriores. Y eso se ha hecho con la tiranía integral del liberalismo sin escrúpulos.

¿Dónde están los periodistas no vendidos? ¿Dónde la lógica y la razón? La España de la demagogia está en marcha, y lo peor de todo es que, con la transformación antieducativa que están haciendo los gobiernos socialistas, en pocas generaciones tendremos los ciudadanos más imbéciles pero más progretas del mundo.

El concepto se distorsiona cuando se traslada de lo individual a lo colectivo. Ocurre entonces que se habla de un supuesto derecho (derecho histórico, por ejemplo) definido por alguien que habla en nombre de una colectividad y que se convierte, de alguna manera, en su voz profética. ¿No les suena esto a la permanente matraca de un talibán llamado Ibarreche?

¿Coincide necesariamente esta afirmación de unos cuantos con los deseos de la mayoría? No necesariamente. Normalmente la respresentativad es mucho menor que la que estos portavoces se atribuyen. ¡Cuántos han hablado en nombre del Pueblo, del Proletariado y, sin embargo, han representado una mínima porción de estas realidades sociales!

Si el primer aspecto de esta falacia es la escasa (o falsa) representatividad, el segundo es el hecho, tristemente demostrado en la historia, de que los derechos colectivos suelen volverse contra los derechos individuales. Las supuestas prerrogativas de un Pueblo, una Raza, una Religión, aplicadas de forma colectiva, casi siempre terminan ahogando la libertad individual y conviertiendo el derecho en opresión.

Photobucket



Photobucket


Tellagorri

7 comentarios:

  1. Un articulo muy bueno querido Jesus que deberia leer mucha gente pero desde que tengo uso d razon siempre es la misma historia.No lo crees?Con cariño Vicky

    ResponderEliminar
  2. Para no ser repetitivo le diré que el post hoy le ha quedado "mu normalito"... que va, ha sido magnifico.

    La suerte que tiene el iluminado es que le avalan los datos, me explico, frente a las economías predadoras que no se ocupan de ofrecer oportunidades, beneficios y mejoras sociales a sus ciudadanos (EE.UU, Reino Unido, Francia, Aemania, Japon...) puede presentar, con datos en la mano, el progreso social y económico de las grandes democracias populares (China, URSS, satélites soviéticos... perdón, Rumania, Albania, Hungría, Bulgaria, etc, he creído necesaria la puntualización para víctimas de la logse).

    Hoy, con las ilustraciones, se ha salido.

    ResponderEliminar
  3. Creo que al caos hemos ido nosotros solitos, debido a la gran parte de población inculta y borreguil que ha ido voluntariamente camino del matadero. Los partidos políticos y en concreto el PSOE, lo único que ha hecho es aprovecharse de la situación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Para DORAMASQuiero decirte que además de MOZILLA, haciéndote caso, me me instalso el antivirus ESET NOD-32, y me ha cazado cuatro TROYANOS de los más peligrosos.
    Y todo me funciona de maravilla, de momento.
    GRACIAS por tu consejo.
    Antes tenía el KARPERSIKY-7 y veo que no ha funcionado como debía.

    ResponderEliminar
  5. Yo tmb utilizo Mozilla y Nod-32 y nunca he tenido ningún problema.

    Saludos.

    ResponderEliminar