Triatlon en Goizueta

13 abril 2012

Casa de mangantes

Mientras las sociedades sanas se unen en los momentos de peligro, la española se cuartea, como estamos viendo.
La tendencia natural en los países serios ante un gran peligro (una catástrofe, una crisis, una guerra) es cerrar filas.

Fue lo que hicieron los japoneses ante el tsunami, los alemanes ante la reunificación o los ingleses cuando les llovían bombas de Hitler. Que los españoles no pertenecemos a esa categoría lo demuestra nuestra incapacidad para unir esfuerzos en los graves momentos que atraviesa nuestro país. Es tal el espectáculo de división e insolidaridad que algunos empezamos a temer que si fuésemos invadidos  habría españoles que se alegrasen sólo por ver caer al Gobierno.

A tal extremo llega nuestro cainismo. Y nuestra estupidez.

Las bolsas abren cada día a la baja. La prima de riesgo se dispara cada jornada, lo que significa centenares de millones de euros más en intereses de nuestra deuda.  Pero ¿qué hacen los partidos no gubernamentales?

Pues ver de conservar sus intereses. Fíjense en la enmienda a los presupuestos que ha presentando el PNV: "Salvar la especificalidad fiscal de la Hacienda vasca y navarra". O sea, mantener sus privilegios en plena crisis.

Lo que está en peligro (contra lo que claman el PSOE y la izquierda en general)  no es el Estado del bienestar. El Estado del bienestar, tal como lo conocíamos, ha desaparecido de nuestro país hace tiempo, concretamente, desde que empezamos a no poder mantenerlo.

La democracia necesita también la responsabilidad como segunda columna en que sostenerse. Sin ella, sin responsabilidad individual y colectiva, la democracia deviene rápidamente en casa, no ya de putas, como nos ven fuera, sino de ventajistas, demagogos, mangantes y aprovechados a todos los niveles, que son los que han cortado el bacalao en España en los últimos tiempos. Y los que ahora están cortándolo.


14 comentarios:

  1. El problema Javier, viene de la base. Una Democracia fundada por antidemócratas, por personas que no creían ni creen en ella y este es el resultado.

    En cuanto a la gente de la calle, creo que muchos aún no se han percatado de la situación real y por eso siguen buscando el amparo de papá Estado refugiandose en sus respectivos partidos e ideologías, no quieren saber nada, no aceptan males propios objetivos, tienen miedo a vivir de otra forma. Pues eso, aciertas, mismos intereses y sin embargo todos como pollos sin cabeza intentando salvar los propios trastos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA CANDELA
      Lo que dices de las causas actuales es probable que tengas razón en base a una democracia montada por NO demócratas. Y que la gente currante urbana y la rural tampoco quieren saber nada por el descrédito existente de la clase política. Bien.

      Pero es que cuando las invasiones napòleónicas unicamente el campesinado y artesano, el zapatero y la fulana, eran los que hicieron frente y se jugaron la vida para defender lo que consideraban su casa, mientras la aristocracia y las clases intelectuales se unían a los invasores y convivían amigablemente con ellos. La única excepción fue Francisco de Goya.

      El comandante Daoiz y el capitán Velarde fueron los únicos militares que desobedecieron a sus mandos y salieron a luchas, mientras los coroneles y generales agasajaban a los militares de Napoleón.

      Creo que este país ha necesitado más que ninguno de una revolución a la francesa y sólo hizo una a la comunista rusa para terminar en una guerra civil absolutamente destructora de convivencias nacionales.

      Eliminar
  2. Javier es que aquí solo se habla de derechos, muchos de ellos inventados o sacados de la chistera como el derecho de ser padres --los maricas--. Una sociedad no puede estar construida solo de derechos porque eso termina en "desechos". Tiene que haber derechos y obligaciones, deberes, responsabilidades. Cada día la democracia se construye o destruye por los ciudadanos. Mira en Egipto ¿como coño se construye una democracia sin demócratas?. Sencillamente no es posible y como dice Candela eso desgraciadamente es lo que pasa aquí. Estos de la transición no carburan y ademas mediante la deconstrucción del sistema educativo ya se ocuparon de que las generaciones futuras tampoco lo hagan. Me da envidia EEUU, cuando el 11-S todos se unieron contra el o los agresores y arroparon a su gobierno para que respondiera con contundencia y todo el amparo ciudadano. Para tirarse los trastos a la cabeza tiempo hay, pero lo primero es unirse y ver de jalar la soga en la misma dirección y no jugar al soga-tira.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ROBERT
      Esa idea que apuntas de la mentalidad existente de que sólo hay DERECHOS y para colmo inventados sobre la marcha, es de procedencia socialista y como engañifa electoral.

      No en Egipto no es posible construir una democracia ni tampoco en Vietnan ni en España. No hay cultura de ello. Sólo ha habido clases dirigentes y pudientes que han explotado al campesino. España es país rural hasta 1960 y desde los godos con las salvedades de Cataluña y País Vasco que se industrializaron en el XIX. De ahí la ausencia de sentido de convivencia nacional y abundancia de cainismos y envidias además de un absoluto descrédito de la clase politica ya desde tiempos de Cánovas y Sagasta.

      Veo mal el futuro de este país por mucho que alardeemos de civilizados sin serlo. Ahí tienes a un político como TARDÁ que organiza algaradas en el Parlamento porque no le dejan asistir a reuniones secretas de parlamentarios que estudian asuntos de Alto Riesgo Nacional o Comisión de Secretos Oficiales, siendo como es un compa y colaborador de etarras y viejo terrorista de Terra LLiure.

      Como bien comentas, ya se han ocupado algunos de que la sociedad siga siendo una panda de indocumentados culturales.

      Eliminar
  3. Yo creo que la sociedad si está a la altura de las circunstancias cuando algún desastre, crisis o situación extraordinaria se presenta. Siempre pongo como ejemplo la voluntariedad y solidaridad ofrecida por los madrileños tras el 11-M, o la ayuda recaudada en España por las ONGs cuando hay catastrofes como el tsunami de Índico, el terremoto de Ahití, etc.

    En la ciudadanía española anida un sentimiento de dolor, de movilización y de responsabilidad cuando España sufre, cuando el mundo llora; es nuestra peculiar manrea de sentir, no somos frios e impasibles como en el norte o centro de Europa.

    Los que ni de coña están a la altura son la casta política.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON ILUSTRADO

      Depende. Si lo que se piden son fondos para un desastre natural tipo tsunami o volcán, etc. en el exterior, si hay mucha gente que aporta.

      Pero cuando se pide apoyo ante una situación de EMERGENCIA POLÍTICA NACIONAL cada quién se desentiende sel asunto. Se carece de espíritu de colectividad.

      Eliminar
  4. Tenemos lo que merecemos... Ahora es tarde para atajar según que cosas. Hemos alimentado a la Bestia durante más de 30 años, y ahora se nos comerá y espero que luego se la coman a ella...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON GEORGE

      Sí, se ha alimentado a la Bestia y nos hemos convertido en tribus estilo africanas o amazónicas en donde cada jefecillo tribal hace la guerra a las demás.

      No creo, como dices, que de esto no salve ni una ni dos generaciones.

      Eliminar
  5. O dicho en dos palabras:
    Cuanto peor, mejor
    Así piensan nuestros políticos; "otro Prestige y ganamos las elecciones".
    Magnífico este tu artículo de hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON F. J. EUGENIO

      Eso es : lo que pones de ejemplo. Siempre aprovechando las desgracias para sacar partido o ganancias para los de cada tribu.

      Eliminar
  6. Eso es algo que se demostró como pocas veces el 11-M...es cierto que hubo gente maravillosa que ayudó como pudo,acudió voluntariamente a donar sangre,etc, como apunta otro comentarista, pero en lugar de unirse en piña con el Gobierno ante la salvajada, de inmediato comenzaron las insidias y las manipulaciones interesadas con los muertos aún calientes, y como mínimo, eso demuestra que quien lo preparó todo nos conoce sobradamente y sabía al milímetro cómo se comportaría cada quién, eso es innegable.

    Aquello fue repugnante, pero no habría cosechado resultados en una sociedad más informada y menos cainita que la nuestra y conforma un retrato bastante lamentable que todavía perdura, pese a todas las evidencias que la investigación de algunos aguerridos informadores nos han dejado.

    Por supuesto que hubiera resultado igualmente injusta una reacción hostil hacia la comunidad marroquí, aunque hasta cierto punto un tanto lógica dados los participantes en el atentado, pero lo que no tiene sentido alguno en una sociedad normal es el acoso y derribo hacia el propio Gobierno y el hostigamiento a las sedes de su partido, eso solamente se ha visto aquí y ya sabemos a quién se lo debemos, ergo....piensa mal y acertarás, solía decir mi abuelita, y eso que no creo que pensara en Rubacaba al decirlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DOÑA MARIBELUCA
      Entonces, cuando el 11-M, enseguida salieron los unos a tapar el asunto y los otros a derribar al Gobierno. Lo que menos importaba eran los muertos y heridos en el caso de que no fueran parientes.

      Como comentas, tras las investigaciones de los valientes investigadores y sus clarísimas conclusiones, nadie ha tenido interés en exigir responsabilidades salvo los cuatro tertulianos de alguna emisora.

      Eliminar
  7. Y CIU pide un trato fiscal como el vasco, y luego vendrá Galicia y hasta Castilla, si no se dan prisa en cortar este desmadre.
    Lamentablemente la historia se repite. España ha sufrido luchas intestinas durante toda su historia, y apena que sigan anteponiendo, ya no solo los interes de `partido a los nacionales, aun más grave cuando, por oscuras razones, es el egoismo personal a quien supeditan el futuro de la nación, del "pueblo", como dicen estos falsos progresistas.
    Realmente, después de los resultados de las elecciones andaluzas, sobre todo, y también de las valencianas, es de apaga y vámonos.
    Esperemos que este gobierno ponga en marcha todo lo que está diciendo y cuando menos lo explique a la ciudadanía, denunciando todas las golferías que hemos padecido durante estos 8 años, y a los autores, naturalmente, porque, además del dcesconcierto, hay momentos en que parece que son ellos los culpables del desmadre que padecemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DON URDANAUTORUM

      Los otros era una pandilla de cuatreros pero no esperes nada tampoco de éstos a efectos de explicar o de hacer algo positivo para la generalidad de ciudadanos.

      Son todos parte de una CASTAZA e incluso se protegen mutuamente.

      Eliminar